Terrazas de estilo rústico
Las casas de campo o montaña son auténticos remansos de placer en plena naturaleza donde disfrutar de unos merecidos días de relax alejados del bullicio y del estrés de la ciudad.

Si tienes la suerte de vivir en una de estas encantadoras casas o de tener una segunda residencia de estas características, no dudes en darle ese romántico toque rústico también a tus espacios exteriores. ¿Quieres saber cómo? Toma nota de lo que te contamos a continuación:

El elemento más importante es, evidentemente, la ubicación del espacio de reunión en el jardín: Puedes situarlo en el porche, justo frente a la casa, a la sombra de uno de aquellos centenarios árboles y hasta en las zonas con mejores vistas de tu terreno a pesar de que el espacio no se encuentre justo al lado de la casa.

Terrazas de estilo rústico
No obstante, en lo que a decoración se refiere la cuestión más importante será acertar a la hora de comprar el mobiliario: Los robustos muebles de estilo rústico en maderas naturales un tanto envejecidas (como el pino, por ejemplo) resultarán fenomenales para el espacio, que también podrá contar con otro tipo de materiales típicos del estilo como la forja, por ejemplo.

En cuanto al resto de elementos del espacio, lo mejor es que te hagas con aquellos ornamentos que pueden resultar a la vez decorativos y funcionales: Cubos de aluminio antiguos, regaderas metálicas, manteles, cojines, jarrones de loza o macetas en materiales como el barro, piedra o en fibras naturales, por ejemplo.

¿Los colores? Permite que predominen los tonos claros para ejercer un romántico contraste entre mobiliario (más oscuro) y decoración.

En el espacio exterior rústico resulta evidente que no pueden faltar las flores y plantas, por lo que si no lo habías hecho todavía ya puedes empezar a plantar tus ejemplares favoritos directamente en la tierra o en macetas de barro o loza según tus propios gustos.