Textiles perfectos para decorar en verano
Los colores que existen en la naturaleza en invierno y en verano no son los mismo, y las sensaciones tampoco. En nuestro hogar pasa igual, ¿por qué tener la misma decoración en verano que en invierno? No es necesario cambiar la casa por completo para que sea diferente en las distintas épocas del año, con que se tengan en cuenta los textiles será más que suficiente para renovar la cara y darle un toque más fresco y colorido al hogar cuando las temperaturas en el exterior no paran de subir.

¡Cambio de telas!

Ya ha llegado el calor y es momento de cambiar las cortinas por otras más claras y frescas, esconder los cojines oscuros por otros más veraniegos, quitar la alfombra durante unos meses y olvidar por un tiempo los colores fríos para apostar por otros más cálidos y adecuados a esta estación del año. Es así de sencillo para que tu hogar tenga un ambiente mucho más veraniego.

Más luz

Si tienes grandes ventanas debes dejar que entre la luz natural para iluminar las estancias de tu hogar y así generar un ambiente cálido y más amplio. Para ello deberás escoger unas buenas cortinas que te ayuden a regular la intensidad del paso de luz.

Las cortinas

Para que entre más luz y para dar un cambio rápido a la decoración de tu hogar, las cortinas son el secreto. Para el verano te aconsejo que utilices textiles ligeros con caída natural para dar un ambiente más fresco, colores como azul celeste, verde, violeta o rosa son colores idóneos.

Textiles perfectos para decorar en verano

Los cojines

Los cojines también harán que un sofá aburrido se convierta en un sofá elegante o atractivo, que una cama sin glamour se convierta en todo un lugar de descanso, para ello es bueno que sean los protagonistas allá dónde estén colocados.

Te aconsejo que coloques juntos varios de diferentes o colores e incluso tamaños, o colocar iguales del mismo color pero cambiando los tonos…¡las opciones son muchas!

Es importante que los cojines además de que combinen en color con la decoración de la estancia y sean resistentes, debe ser agradable al tacto y ser confortable, para que cuando los utilices sean lo más cómodos posibles.