Tipos de alfombras
Las alfombras y tapetes pueden ser de muy variados tamaños y en casi todos los colores y patrones que te puedas imaginar, al igual que el tipo de material que se utiliza para hacerlas y que es lo que hace variar sus precios, que van desde los más bajos hasta los más altos que se pagan por aquellas que son hechas a mano y muy exclusivas. Te cuento los tres principales tipos de alfombras para que sepas diferenciarlas:

– Alfombras de Aubusson: se hacen con una técnica en particular que es de tejido plano y se adornan mucho. Su nombre proviene de la provincia de Aubusson, en el centro de Francia, y que también era un pueblo muy famoso por sus tapices. Este tipo de alfombra sirve para que las pongas en un lugar que no sea de mucho tránsito ya que es muy delicada y sus colores son suaves así que se ensucia fácilmente.

– Alfombras entretejidas: se hacen con hilos tejidos de materiales como el algodón o la lana, que se tejen juntos formando una pieza que suele tener principalmente forma ovalada pero que también puede tener otras formas, como rectangular o cuadrada. Esta alfombra le da a tu hogar un aspecto más informal y rústico, así que son ideales tanto en casas de campo como de ciudad.

– Alfombras Kilim: son las que se hacen anudadas a mano y son muy ligeras, delgadas y duraderas. Kilim es una palabra turca y es la técnica que se utiliza para hacerla. Sus diseños suelen tener imágenes geométricas en varios colores y son ideales para dar colorido a algún espacio, especialmente a aquellos que tienen un solo color. Muy útiles también para darle un toque más contemporáneo a la habitación que elijas.