Tipos de baldosas y azulejos
Aunque la pintura es un recurso aplicable en cualquiera de las habitaciones del hogar, lo cierto es que en estancias demasiado ‘húmedas’ (como el cuarto de baño o la cocina) o en las secas la mayoría de los hogares acostumbran a cubrir lassuperficies con materiales que además de muy decorativos resultan de los más prácticos gracias a su resistencia y su facilidad de limpieza.

Se trata de las baldosas y los azulejos, esos bonitos ladrillos planos de cerámica vidriada en muy variados tamaños y diseños que utilizamos para cubrir todo tipo de suelos y paredes. ¿Ya conoces los variados materiales en los que están disponibles?

Tipos de baldosas y azulejos
Cerámica
Generalmente son piezas de arcilla refinada, porcelana o yeso disponibles en todo tipo de tamaños, desde minúsculas piezas de mosaico hasta grandes baldosas. El gres porcelánico, por ejemplo, es muy popular y uno de los más comprados gracias a su resistencia, durabilidad y estética ideal tanto para interiores como para exteriores.

Tipos de baldosas y azulejos
Vidrio
Elegante, sofisticado y súper moderno. Se trata de superficies ultra brillantes de lo más decorativas especialmente para el interior del hogar; de hecho, están disponibles en una amplísima gama de estilos, colores y tamaños para que puedas combinarlos como gustes. Además de lo anterior, se trata de un material altamente resistente al agua (a diferencia de sus juntas).

Terracota
Más sencillo que los anteriores, este tipo de recubrimiento menos estético aunque de gran resistencia acostumbra a ser utilizado en áreas secas. Puedes conseguirlo en toda clase de formas geométricas (cuadrado, rectangular, triangular…) y en colores de la gama de los tonos tierra, desde los rojizos hasta los más suaves tonos nuez.

Mármol
Es uno de los materiales de mayor sofisticación, de aquellos ultra brillantes que acostumbramos a ver ya en las antiguas piezas griegas y romanas en los museos. El lujo y la exclusividad que suponen lo convierten en uno de los materiales más caros.

Piedra
Ideales para hogares rústicos, se están convirtiendo en una de las grandes tendencias en los interiorismos más eco-chic. Puedes encontrar superficies tratadas de pizarra, cuarcita, calizas, travertino y piedra arenisca o bien paneles enteros creados a base de piedras naturales compactadas.