Tipos de camas

Si estás pensando en reemplazar tu cama, quizá te sería muy útil conocer las tendencias en este importantísimo mueble del dormitorio. Elegir la cama adecuada es vital para las habitaciones y, en esta decisión tendremos en cuenta tanto su aspecto estético como su comodidad y funcionalidad.

Tipos de camas

A la hora de tomar esta decisión, tendremos en cuenta varios aspectos: la talla, el diseño, el estilo, el material y las características. Por supuesto, la distribución, tamaño y decoración de la habitación igualmente serán importantes en el proceso decisivo.

El tamaño

Las camas pueden clasificarse en cuatro tamaños básicos, con sus variedades:

Individuales, más propias para personas que viven solas o cuartos infantiles.

Tipos de camas

Camas de matrimonio, para dos personas. Son las más comunes.

Tipos de camas

Camas King Size, las más grandes, las que encontramos a menudo en los hoteles. Miden 2 x 2 metros y, al comprarlas, estás invirtiendo en espacio y comodidad, aunque se recomienda si este mueble no va a ocupar demasiado en tu habitación.

Tipos de camas

Las llamadas camas Queen son el paso intermedio entre las matrimoniales y las maxi tamaño. Su largo oscila entre el 1.90 cm y los 2 metros, mientras que el ancho sería entre 1.75 cm y 1.80 centímetros.

Tipos de camas

Materiales más habituales para el soporte

El material del soporte de la cama igualmente va a determinar cómo va a ser ésta en conjunto. La madera es el más común en la fabricación de camas, por lo que nos va a costar menos encontrar una gran variedad. Es un material muy adecuado por la calidez que aporta.

Tipos de camas

También en ocasiones hemos visto una estructura en hierro o metal. Las de hierro forjado nos recuerdan a décadas pasadas y es más inusual verlas en construcciones actuales. Muchos diseñadores, sin embargo, recuperan otros materiales como el aluminio o el acero que, si bien no aporta la misma calidez que la madera, nos da también buenos resultados y gran versatilidad.

Tipos de camas

El mimbre o el ratán son materiales sostenibles que se están poniendo de moda para los cabeceros y pieceros de las camas, si bien la estructura está fabricada en otros materiales. Son materiales firmes, luminosos, que nos van a dar un toque de aire fresco y naturaleza en los dormitorios. Otra variedad la ofrecen los cabeceros y pieceros hechos en tela.

Tipos de camas

Las camas tradicionales

Respecto al diseño, éste va a definir la forma y la estructura de la base de la cama. Las camas tradicionales son habitualmente de tipo panel (en inglés, se llaman Panel Bed), normalmente hechas de madera. Cuentan con un cabecero y un soporte para pies paralelos y conectados por la pieza que sirve de base al colchón. Dentro de estas camas tradicionales, el mercado sorprende con una gran variedad de materiales, modelos y diseños. El cabecero y el piecero pueden ser de la misma altura, aunque el cabecero suele ser más alto y presentar formas muy diversas.

Tipos de camas

Algo parecido ofrecen las camas que, en lugar de paneles, hacen cuatro postes de madera, uno en cada esquina. Este tipo de cama de postes es muy elegante y adecuada para matrimonios. Al igual que la anterior, el material más habitual suele ser la madera.

Tipos de camas

Los cabeceros de estas camas más tradicionales pueden variar largamente en cuanto a formas (simplemente cuadrados, redondeados, asimétricos, con curvatura), al igual que lo hace el panel que está a los pies, que puede ser recto, cóncavo, convexo, etcétera.

Camas industriales, simplemente el soporte

Mucha gente apuesta por la sencillez y la sensación de amplitud que nos deja una cama sin cabecero, que consta simplemente de una estructura y un colchón. Este tipo de camas son muy adecuadas para diseños modernos y minimalistas, mientras que las otras irán mejor para estilos rústicos o clásicos. El peso de la decoración en este tipo de camas caerá sobre el edredón y otros elementos a poner en la pared del cabecero, como los cuadros.

Tipos de camas

Estilo escandinavo, la simpleza

A caballo entre las tradicionales y las industrales, estarían las camas de estilo escandinavo, que vemos en ocasiones en tiendas como Ikea. Se trata de una simple estructura, que incorpora un cabecero que va fijado a la pared (sin piecero). Este cabecero puede venir con mesillas integradas o incluso una estantería para facilitar el almacenaje en la habitación.

Tipos de camas

Tipos de camas

Para ahorrar espacio: camas murfy, camas nido o

Si tenemos un problema de espacio o estamos pensando comprar esta cama para dormitorios de invitado, las camas “murfy” serán una buena opción a tener en cuenta. A simple vista, parecen un mueble de salón normal, con estanterías y cajones, pero, en su parte central, encontraremos una cama desplegable.

Tipos de camas

Otras soluciones para almacenaje, ideales para el cuarto de los niños, son las camas nido, que guardan una segunda cama debajo de la habitual. Es increíblemente funcional para visitas. Las camas litera o camas camarote también son una interesante opción para los cuartos infantiles.

Tipos de camas

Además de todas estas y de los llamados sofás-cama, tenemos otra opción que permitirá mantener las estancias mucho más recogidas. Son aquellas con múltiples cajones incorporados en la base. Resultan ideales para guardar nuestros enseres y prendas, por ejemplo, la ropa de otra estación.

Tipos de camas

Las camas con dosel

Para aquellas personas soñadoras que quieran una cama de leyenda, las camas con dosel serán muy apropiadas. Son aquellas cuya estructura se extiende hacia arriba en vertical y queda cubierta normalmente con cortinas finas, normalmente de tejido vaporoso. El dosel puede presentarse de forma cuadrada o con un punto de apoyo central, para que la cortina caiga en forma triangular. La ventaja de esta cama es que aumenta la privacidad de quien vaya a usarla y protege de la luz o el frío.

Tipos de camas

Tipos de camas

Camas modernas, para salir de lo habitual

Quizá estés buscando algo más innovador para tu próxima cama. Actualmente, los diseñadores nos ofrecen cada vez camas más originales e insólitas, que rompen con las estructuras tradicionales para dormir. Una de ellas son las camas tatami, de inspiración japonesa que son simplemente una estructura gruesa en el suelo y un colchón encima. La habitación ganará en estética y modernidad y mucha gente las encuentra mucho más cómodas.

Tipos de camas

Camas flotantes

Lo último en decoración vanguardista son las camas flotantes, que no son mas que una estructura de madera con un soporte que las hacen parecer suspendidas en el aire. Cuando nos sentamos en este tipo de camas, nos cuelgan los pies. El diseño es de lo más innovador.

Tipos de camas

Tipos de camas

Camas redondas

¿Quién no ha soñado alguna vez con tener una cama redonda? Dejan a un lado la habitual forma rectangular y apuesta por la redondez, dando un gran paso en cuanto a diseño. La gran desventaja es el espacio que ocupan, debemos tener una habitación muy grande para poder tener una cama redonda y que ésta nos aporte la funcionalidad necesaria.

Tipos de camas

Camas luna

Consiste en una estructura con forma de luna, de cuyo vértice pueden caer, o no, vaporosas cortinas para completar el conjunto. Hay otra variedad, llamada “cama nube”, que cierra por completo el círculo, aunque ésta pueden dar una sensación más de ‘encierro’ que la anterior.

Letto Zip, para quienes realmente buscan algo diferente

Esta insólita cama es una de las más modernas que se conocen. Su estructura hecha de materiales blandos garantiza la comodidad y tiene la particularidad que podemos cerrarla con una cremallera cuando no tengamos tiempo de hacer la cama.

Tipos de camas

Camas cápsula

Estas camas que van muy bien para la decoración futurista, consisten en una cápsula redonda con una gran abertura para acceder a ellas. Sobre la cápsula, podrás poner los edredones, colchón y almohadones que necesites para tu descanso.

Rocking bed, estructura innovadora

Elegante, práctica, pero muy rompedora encontramos a la rocking bed. Su estructura cóncava normalmente hecha en madera, huye de las líneas rectas y apuesta por un diseño de lo más gracioso.

Tipos de camas

Tipos de camas

Dinghy, una cama para niños y adultos

Los más pequeños encontrarán su paz e intimidad en esta cama propuesta como una isla para ellos. Hecha de un material blando y suave, esta cama es original mas que su forma, por el material de su estructura. La Dinghy bed también es muy buena opción para los adultos.

Tipos de camas

Para sentirse en plena naturaleza mientras dormimos

Una de las favoritas -y de gran originalidad- es la cama voyage hecha de rattan. Mezcla lo más tradicional con lo moderno. Nos sentiremos en ella en un nido o en un barco, sin duda una de las propuestas más exóticas del mercado.

Tipos de camas

Además de todos estos estilos para tu cama, recuerda que puedes modernizarla de diferentes formas: reemplazando el cabecero, eligiendo una ropa de cama moderna, modificando los muebles a su alrededor o dotándola con esponjosos y variados cojines.