Tipos de cristal para puertas de armarios
Durante muchísimo tiempo los armarios han sido una pieza que podía llamar más o menos la atención en función de la nobleza de su madera y el diseño que se le otorgaba. En la actualidad, los diseños de armarios han evolucionado mucho y te ofrecen un mercado más amplio donde podrás elegir el modelo que más se adapta a tus necesidades tanto en su interior como en el exterior.

Nuevos diseños que afectan tanto al sistema de apertura y cierre como a los materiales empleados. Las puertas correderas toman terreno frente a las clásicas abatibles. Así como el cristal se impone cada día con más fuerza para dominar el aspecto exterior. En este sentido, hay una gran variedad de tipos de cristal para puertas de armarios, y todos ellos te ofrecen distintos grados de transparencia u opacidad, llegando a ser algunos de ellos de un aspecto muy similar al lacado brillante.

Tipos de cristal para puertas de armarios
En la primera imagen te muestro un cristal transparente que tiene un mínimo tintado, un modelo que dará sensación de vestidor al armario de tu dormitorio, ya que muestra por completo todo su interior. En la segunda fotografía podrás ver diferentes cristales que pueden dotar a la estancia de gran belleza a la par que discreción. Así ocurre con el completo armario en nogal con 3 puertas correderas de espejo gris (A), una opción que dará mayor amplitud al dormitorio y también tiene un obvio sentido práctico a la hora de vestirte delante de él.
Tipos de cristal para puertas de armarios
Para los amantes del color negro en dormitorios o pasillos, un precioso modelo de cristal lacado (B) cuyo brillo evitará que resulte demasiado sobrio o siniestro. Muy original e innovador el armario con puertas correderas de cristal caramelo (C) que se irán tornando más claras u oscuras dependiendo de la luz. Un efecto completamente diferente al que tendrás con un armario con cristales ice (D) cuyo labrado evita esa proyección. Por último, uno de los modelos que más opacidad ofrecen, el cristal blanco que destaca su brillo de manera especial al combinarlo con el wengué.