Tipos de escalera de interior
Muchos tipos de viviendas incluyen varias alturas en su diseño arquitectónico y requieren, por tanto, de escaleras interiores entre pisos. La escalera no es exclusiva de un único estilo de vivienda, y por ello se requiere de un mercado con gran diversidad en materiales, estilos y encajamiento. Ya sea una casa, un dúplex, un loft, una cabaña prefabricada, le darás tu personalidad y ambiente desde el momento en que elijas tu escalera.

Son muchos los factores que debes tener en cuenta, desde aspectos relacionados con la comodidad y la seguridad, como dimensiones de peldaños y barandilla, hasta todos los detalles eminentemente decorativos, como lo pueden ser los materiales o el acabado, pasando por cuestiones como el espacio que ocupa y, también, el precio. Observa siempre que su calidad incide directamente sobre tu seguridad y que tiene que convencerte mucho, ya que no es un artículo de decoración variable, como lo son los muebles.

Una escalera interior es un elemento muy atractivo en lo que a la apariencia se refiere, pero si no se cuida su diseño puede crear graves problemas de pérdida de espacio útil. Es por eso que son muy prácticos y funcionales los modelos que permiten el aprovechamiento del espacio bajo-escalera, lugar en el que puedes colocar infinidad de auxiliares, armarios o librerías. Madera y metal son los elementos más utilizados en la fabricación de las escaleras de interior, en los acabados radica la definición del estilo.

Madera rústica sola o combinada con forja, irá ideal en una casa con decoración más bien clásica y la madera lisa con barandilla de metal, para una casa más moderna. Una escalera que combine cristal y metal, como la de la fotografía, es para casas con una arquitectura totalmente modernista y abierta. Este tipo de escalera, además de preciosa, es de la misma seguridad que las anteriores que hemos visto.