Tipos de escaleras
Las escaleras son uno de los elementos arquitectónicos más antiguos. De hecho, han sido utilizados desde las antiguas pequeñas cabañas construidas sobre pilotes hasta en las grandes pirámides escalonadas mayas. Como sabes, hoy en día siguen siendo igual de importantes en la construcción.

En general, podríamos definir la escalera como la estructura diseñada para enlazar dos niveles a diferentes alturas o plantas, pero en realidad pueden tener muchas variaciones. A continuación te explicamos cuales son los tipos de escalera más habituales en las viviendas.

Escaleras rectas

Por un lado encontramos las escaleras rectas que, a su vez, pueden ser de diferentes maneras. Así, encontramos las sencillas de un solo tramo con o sin descansillo intermedio y otras formadas por varios tramos rectos cambiando la dirección en los descansillos intermedios. Estas últimas pueden ser en forma de U, es decir, con una planta rectangular girando en tres tramos, o en forma de L, con un primer tramo seguido de un descansillo amplio y, posteriormente, el segundo tramo girando en L.

Tipos de escaleras

Escaleras curvas

También encontramos las escaleras curvas, que pueden ser ovaladas, elípticas, semicirculares con ojo interior o no. Dentro de este último grupo se encuentran las escaleras de caracol, que no poseen ojo central y suelen tener poco ancho (normalmente entre 0,50 y 0,70 metros. Éstas son difíciles de ascender y descender.

Tipos de escaleras

Escaleras compensadas

Éstas últimas son escaleras mixtas en las que se evita que en la combinación de los tramos rectos con curvos exista un cambio curvo, buscando una compensación del tramo recto al curvo para lograr un cambio gradual y sutil al usuario. Dentro de las escaleras compensadas podemos diferenciar entre las que tienen un giro de 180º y las que tienen un giro de 90º.