Tipos de mamparas de baño
Las mamparas son una de las opciones más utilizadas para conseguir un baño seguro, higiénico y elegante. Puedes utilizarla tanto para bañera como para ducha, transparentes o serigrafiadas, de cristal o acrílicas. Muchos diseños, tipos y clasificaciones, diferenciados principalmente por el material del que está hecha, el grosor de los paneles, el acabado y la perfilería. Las mamparas se adaptan a todo tipo de baños y elementos que quieran cubrirse. Toma nota de los principales tipos de mamparas para que sepas cuál es la perfecta para tu cuarto de baño:

Mamparas con hoja fija: se sujetan de forma fija a la pared y sólo cubren una parte de la bañera, casi siempre la parte donde están los grifos para evitar que las grandes salpicaduras pasen al exterior.

- Mamparas de hojas batientes: la única diferencia con las anteriores es que la hoja se mueve sobre el eje desde la pared, gracias a lo cual se puede tener un mejor acceso a la bañera. Pueden ser de una o dos hojas.

Mamparas con paneles plegables: las hojas se pliegan la una sobre la otra, como si fuera un acordeón. Si tienes poco espacio es la mejor opción. La desventaja que tienen es que es que al circular por un riel, éste debe mantenerse perfectamente limpio para que no se acumule el moho, la grasa o el polvo.

Mamparas con paneles correderos: las hojas cubren la longitud de la bañera o ducha y se superponen quedando solapadas. Aseguran una buena estanqueidad a la zona de baño, aunque deben también tener una limpieza a conciencia para que puedan circular bien y no se atasquen.

Para elegir una mampara debes fijarte también en el material. Las de cristal son las más caras y debes asegurarte de que están hechas con paneles securizados que, si se rompieran, no se desprenderían los cristales sino que se quedarían estallados dentro de la estructura.