Tipos de papel pintado
Cubrir las paredes con papel pintado es una de esas ideas decorativas de toda la vida que han vuelto a ponerse a la última durante las pasadas temporadas.

Aunque no cabe duda de que solo con echar un vistazo a los modelos de las distintas marcas podríamos escoger un montón de diseños que nos gustasen, lo cierto es que la decisión debería depender de algunos otros factores como es por ejemplo la relación entre el tipo de papel pintado y la funcionalidad o estilo decorativo de las estancias.

Pero, ¿sabes para empezar qué tipo de papeles puedes elegir? Si andas un poco verde en el asunto no pierdas detalle de lo que te contamos, porque te hacemos un rápido repaso por los más comunes.

Tipos de papel pintado
– Gofrado: Es el más habitual, una sola capa de papel decorado con distintos motivos temáticos que colocaremos con la ayuda de la cola y un buen esfuerzo por nuestra parte.

– Vinílico: El papel está cubierto por una especie de capa protectora de plástico que la protege de la humedad y la hace realmente fácil de limpiar. Precisamente por eso, este tipo de papel es muy recomendable para estancias complicadas como la cocina y el cuarto de baño.

Tipos de papel pintado
– Vinilizado: Aunque es similar al anterior en el sentido de que el papel está protegido por una capa de barniz, esta modalidad no resulta tan fácil de limpiar.

– Texturado: Se utiliza sobre la pared para proporcionarle una textura específica, pero a la hora de la verdad la pared no estará finalizada hasta que no se haya pintado por encima como si fuera la pared original. Resulta muy útil para disimular imperfecciones.

– Con base textil: El papel está compuesto en parte por tejido, por lo que la apariencia es cálida, acogedora y capaz de crear espacios con encanto. Sin embargo, también tienen la pega de que resultarán muy complicados de limpiar y de que hará falta un pegamento especial para colocarlos.

– Autoadhesivo: Tan decorativo como cualquiera de los anteriores, este papel pintado es el más cómodo de colocar puesto que no necesitará cola gracias al pegamento que ya viene aplicado en el papel.

Ahora ponte las pilas e infórmate de cómo aplicar este papel pintado en tus paredes… ¡el resultado merece la pena!