Tipos de relojes de pared
Cuando decoramos cualquiera de las estancias de nuestro hogar acostumbramos a recurrir a algunos de los complementos más tradicionales y básicos para dar un poco de vida a los muros de nuestro hogar. Los relojes de pared, como siempre, son una de las mejors opciones.

Existe una gran variedad de diseños con tamaños, materiales, formas y colores distintos en un montón de marcas y calidades, tantos que si no encuentras a la primera el modelo perfecto escoger solamente uno resultará todo un reto.

A continuación te dejamos algunas de las opciones más habituales y también algunas de las más originales, ¡escoge la que más vaya con tu hogar!

– Gran esfera: Se trata de los tradicionales relojes de pared de forma circular. Lo cierto es que teniendo en cuenta todas las opciones puede resultar un tanto aburrido.

– Cuco: Aunque puede que te venga a la mente ese monísimo reloj de madera del que salía un pajarito cantarín a día de hoy también se conoce como reloj de cuco a aquellos que marcan cada hora con un sonido de campana o similar.

– Péndulo: Como los anteriormente mencionados acostumbran a marcar las horas con un sonido, si bien no se caracterizan tanto por esto como por el péndulo que cuelga de la estructura principal marcando a un lado y al otro los segundos que van pasando.

Tipos de relojes de pared
– Vinilos: Una de las opciones más modernas y originales que consiste en colocar los números (o sea cual fuere el motivo que marca la hora –puntos, rayitas, dibujos, etc.-) pegados sobre la pared en círculo con la estructura mecánica y las agujas del reloj exactamente en el centro. Las opciones son tantas que a día de hoy incluso puedes personalizar tu propio reloj de vinilo.

Tipos de relojes de pared
– Números separados: Del mismo modo que en la opción anterior los números se colocan separados de forma independiente pero siempre rodeando de forma proporcional a la estructura central de mecanismo y agujas.

– Formas originales: Objetos (discos de vinilo, por ejemplo), superficies de distintas formas y dibujos u otras ideas imaginativas darán un toque de estilo a tu estancia, ¡atrévete a probar!