Tipos de fieltro para manualidades
Cada vez hay más gente que le gusta decorar su hogar con manualidades, algo que sin duda es genial porque proporciona personalidad al ambiente. Además, hacer todo tipo de manualidades viene muy bien para estimular la creatividad, relajarse y disfrutar del tiempo libre, especialmente si tienes niños y las haces con ellos.

Uno de los materiales que más está de moda para las manualidades es el fieltro, que permite realizarlas de manera divertida, versátil, cómoda y sencilla. Hay varios tipos de fieltro, y hoy me gustaría hacer un repaso de todos ellos para que sepas cuáles son sus características y qué te ofrece cada uno.

Características del fieltro

Tipos de fieltro para manualidades
En primer lugar, veamos las características más interesantes del fieltro y que son los motivos por los que es tan utilizado en manualidades:

– Se puede pegar y coser.

– Puede estamparse con la serigrafía.

– Es un material muy ligero que se puede manipular fácilmente.

– Puede teñirse.

– Se puede lavar y planchar.

– Se moldea con facilidad al aplicar presión y calor.

Tipos de fieltro

Tipos de fieltro para manualidades
– 100% lana o mezcla lana/sintético: ambos se utilizan con frecuencia en artesanía ya que tienen mucha más calidad que cualquiera de los sintéticos. También hay que decir que son más caros y no se encuentran tan fácilmente como los otros.

– Sintético: no es realmente fieltro porque no proviene de la lana, pero se le asemeja mucho y tiene propiedades muy similares. Su textura es más rígida que el original, pero la verdad es que casi todo el que puedes encontrar en el mercado es el sintético.

– Adhesivo: en vista del éxito del fieltro, se ha fabricado también éste que es adhesivo, ideal para hacer composiciones en cualquier superficie o hacer trabajos de scrapbooking. Es recomendable que la superficie donde lo vas a pegar sea plana.

Espesores del fieltro

Tipos de fieltro para manualidades
Su grosor es que lo realmente va a determinar el cuerpo que tendrá la manualidad, lo que le permitirá sostenerse por sí sola. Actualmente se pueden encontrar en el mercado grosores de entre 1 y 3 milímetros, y es cuestión de lo que necesites para elegir uno u otro. Si vas a superponer varias capas, lo ideal es que cada una sea de mayor espesor que la anterior, mientras que si quieres realizar un elemento, por ejemplo un monedero, lo mejor es utilizar el mayor espesor para que tenga más consistencia.

¿Te gusta realizar manualidades? ¿Has realizado alguna de fieltro? ¡Comparte tus ideas y experiencias con nosotros!