Tipos de madera para el suelo
Los suelos de madera, tarima o parqué son los preferidos por un alto porcentaje de las personas para sus hogares, ya que aportan belleza y muchísimos beneficios. Sin duda es uno de los más resistentes, y puedes lograrlo en diferentes tipos de madera, cada una con sus propias características para que puedas utilizar el que más se ajusta a tus gustos, deseos y necesidades.

Con cada tipo de suelo de madera puedes lograr un ambiente diferente, tanto en todo el hogar en general como en alguna estancia en particular. Cierto es que requiere más mantenimiento y cuidados que otros materiales que son más sencillos en este sentido, pero merece la pena por la maravillosa estética que nos ofrece.

Tipos de madera para el suelo

Parqué macizo

Se fabrica a partir de manera natural, y normalmente puedes elegir de haya, roble, jatoba o bambú. Todos suelen estar barnizados, indispensable para darle un extra de resistencia a su brillo material, evitando además un desgaste más rápido. Se puede pegar directamente sobre el suelo o sobre rastreles, depende del grosor.

Parqué multicapa

Es ideal ya que tiene una estructura con diversas capas, que pueden utilizarse de base o soporte. Es imprescindible que una de las capas sea de barniz, tanto por la resistencia como por la comodidad al pisarlo, ya que será más suave que si no lo tiene. Otra capa será de machihembrado, un soporte que hace que las lamas de madera se instalen mejor y se adapten a la superficie sin problemas. También habrá una capa de madera natural, principalmente wengué, roble o haya.

Tipos de madera para el suelo

Parqué exótico

Se ha puesto muy de moda últimamente gracias a ser un estilo muy llamativo, ideal para las personas que buscan algo exótico y original. Es en tonalidades oscuras y con las vetas muy marcadas, características ideales para entornos étnicos y minimalistas.

Estilo natural

Tipos de madera para el suelo
Por último, están las maderas de estilo natural, entre las que se destacan de roble, haya o cerezo. Son perfectos para darle un ambiente cálido, acogedor y familiar a cualquier estancia. Con ellos puedes lograr también un estilo urbano muy interesante. Lo cierto es que cualquier madera natural es muy versátil y encaja a la perfección en casi todos los estilos decorativos y tipos de viviendas.