Tipos de muebles zapateros

Seguro que muchas veces nos hemos lamentado de la cantidad de zapatos que tenemos en casa y de lo complicado que resulta organizarlos. Zapatos de invierno, de verano, de fiesta, aquellos que sólo nos hemos puesto una vez y esos otros que usamos únicamente para hacer deporte e ir a la nieve. Si en nuestra casa viven niños o adolescentes, el montón crece todavía más, por lo que quizá la solución sería adquirir un útil y funcional mueble zapatero, muebles muy prácticos que podemos encontrar a un precio muy bajo.

Tipos de muebles zapateros

Como se trata de un mobiliario que, por razones obvias, tiene demanda, el mercado responde ofreciendo muy diversos estilos a muchos precios diferentes. Te diríamos que un buen mueble zapatero es aquel que nos permite clasificar nuestros zapatos de forma que siempre podamos acceder a ellos sin perder tiempo y que se complemente -en lugar de romper- con la decoración general de nuestra casa. Mucha gente se decanta por muebles que no parecen que en realidad estén destinados a los zapatos y que hacen doble función de mueble de recibidor, armario o incluso mesa.

Tipos de muebles zapateros

¿Dónde colocar un mueble zapatero?

Un mueble para los zapatos bonito y compacto puede ir en casi cualquier parte del hogar, lo que buscaremos es que sea suficiente para almacenar todo nuestro calzado, pero que no nos “coma” parte del espacio. Antes de tomar esta decisión, piensa qué lugar de la casa molestaría menos. Un recibidor suele ser una buena idea porque, además, nos estará ayudando a vestir este lugar de entrada y nos permitirá hacernos de mesa para dejar las llaves, dejar notas, poner una bonita planta, etcétera. Debajo de las escaleras, si es que la tenemos, también es una práctica opción. Escoge lugares como esquinas desaprovechadas, enfrente de una columna, o, si lo prefieres, cerca de tu tocador, tu armario ropero o en un rincón de tu habitación.

Tipos de muebles zapateros

Tipos de muebles zapateros

Dependiendo del sitio elegido, nos vamos a decantar por un tipo de zapatero u otro. Si los muebles del recibidor son de madera caoba, escogeremos un zapatero similar, mientras que si su destino es el cuarto de los niños podemos elegir aquellos pintados en colores que combinen con los escogidos en la decoración de estas habitaciones.

Tipos de muebles zapateros

Zapateros verticales, para ahorrar espacio

Este tipo de muebles específicos nos van a permitir economizar mucho en lo que a espacio se refiere. Son muebles de poca profundidad, pero muy altos, que permiten así el almacenamiento del calzado. Sus puertas se abren hacia fuera, lo que los hace muy prácticos. Los podemos encontrar más estrechos pero lo ideal son muebles de dos filas que nos permitan almacenar entre 8 y 16 pares de zapatos.

Tipos de muebles zapateros

Zapateros en cuadrícula

Una de las opciones más convencionales. Son simplemente estantes en cuadrícula que nos ofrecen varios compartimentos para botas y zapatos y suelen encontrarse en entradas y recibidores. La gran desventaja, al igual que todos los muebles zapateros que dejan los zapatos a la vista, es que harán un efecto antiestético si el calzado no se encuentra siempre correctamente ordenado. Los muebles con puertas esconden mejor el desorden, aunque también presentan otros inconvenientes. Por ejemplo, los zapatos se conservan peor en espacios cerrados que al aire libre y no podrás guardar inmediatamente aquellos que vengan mojados con la lluvia.

Tipos de muebles zapateros

Zapateros en columna

Es muy similar al anterior y también dispone de espacios para meter tus pares de zapatos, pero, mientras el primero se extiende en horizontal, éste lo hace en forma vertical desde el suelo hasta el techo. Ten en cuenta que debes destinar a las partes más altas del mueble aquellos zapatos que usemos con menos frecuencia, para que los del día a día se encuentren más accesibles.

Tipos de muebles zapateros

Tipos de muebles zapateros

Tipos de muebles zapateros

El zapatero más simple

Se trata simplemente de una estructura de madera en forma de un taburete bajo alargado que nos permite colocar los zapatos debajo de él y, al mismo tiempo, sentarnos para calzarnos o descalzarnos. Puede ser muy útil para la entrada si no tienes tantos pares de zapatos y puedes adornarlo con cojines y telas para aportar un extra de elegancia a tu recibidor.

Tipos de muebles zapateros

Tipos de muebles zapateros

Zapateros integrados

Asimismo, encontraremos muebles que disponen de un espacio para guardar los zapatos, pero también puertas o cajones para almacenar accesorios o un espacio con perchas para chaquetas y abrigos. A menudo, vienen incluso con iluminación o espejo integrados. A la hora de comprar un mueble zapatero, podemos también sopesar esta opción, que nos hará tener una casa mucho más ordenada.

Tipos de muebles zapateros

Un simple baúl

Muchas veces, un baúl es suficiente para guardar nuestro preciado calzado. Es una opción muy económica que va a aportar mucho a la decoración general. Te recomendamos colocar hormas o separadores dentro del baúl para evitar que los zapatos se deformen.

Tipos de muebles zapateros

Tipos de muebles zapateros

Tipos de muebles zapateros

Zapateros individuales empotrados

En lugar de tener un mueble grande para todos los zapatos, podemos colocar pequeños zapateros de pared dónde sólo quepan de dos a tres pares y fijarlos de forma flotante en aquellos espacios libres de la vivienda. Estaremos ahorrando espacio, aunque debemos tener muy claro dónde guardamos cada par.

Tipos de muebles zapateros

Zapateros flotantes

Similar a los zapateros de pared, encontraremos zapateros flotantes que se fijan a la pared, sin llegar hasta el suelo. Allí podremos guardar todos nuestros zapatos, incluso otros objetos, manteniendo siempre nuestras prendas ordenadas.

Zapateros giratorios

Puede que sea una de las opciones más caras, pero nadie puede negar lo práctico que es y las ventajas que tiene para el día a día. Muchos de ellos vienen con falsos cajones e integran una puerta giratoria para alojar los zapatos. Una buena solución a nivel estético y funcional.

Tipos de muebles zapateros

Zapateros tipo armario

Se trata de un simple armario alto y poco profundo, como el de la ropa, pero con diferentes baldas para zapatos. Si puedes permitirte integrar este mueble solo para el calzado, al ser un mueble específico te será sencillo mantener todos tus zapatos ordenados.

Tipos de muebles zapateros

Tipos de muebles zapateros

Zapateros con estantes inclinados

Estos muebles suelen ser más largos que altos y se usan como mueble de recibidor. Son muebles con puertas cerradas que tienen los estantes inclinados hacia abajo, por lo que la organización de los zapatos es mucho más práctica.

Tipos de muebles zapateros

Zapateros de pared tipo estante

Este zapatero imita a los exhibidores de las tiendas. El calzado forma parte de la decoración y ocupa apenas espacio. La mayor parte del zapato queda como suspendida en el aire, mientras es el mueble el que sujeta una parte del mismo para evitar que se caigan. Es ideal en recibidores para personas a quienes no les importe que los zapatos estén a la vista y quieran integrarlos como parte de la decoración.

Tipos de muebles zapateros

Los árboles de Zapatos

Los hemos visto alguna que otra vez en las tiendas. Pueden ser una buena solución para muchos hogares. Se trata de una plataforma de tres o más pisos para encajar los zapatos de forma vertical. Si te gusta el diseño, lo encontrarás por menos de 30 euros y podrá almacenar hasta 18 pares de zapatos.

Tipos de muebles zapateros

Zapateros de diseño estilo lavadora, para los originales

Si lo que buscas es la originalidad por encima de todo, el modelo Shoe Wheel te encantará. Se trata de una plataforma, similar a una noria, donde puedes ir metiendo tus zapatos y hacerlos girar para acceder a ellos. Eso sí, tiene un coste superior al de los muebles tradicionales.

Tipos de muebles zapateros

Zapateros para los interiores de armario o sobre las puertas

Si no tienes ganas de adquirir un mueble zapatero, puedes poner en marcha varios trucos para guardar los zapatos en casa, como por ejemplo, adquirir uno de esos colgadores de tela o plástico que puedes colgar con una percha en tu armario o fijar en la parte interior del armario. Así apenas ocuparán espacio, lo único es que este tipo de zapateros sólo sirven para calzado pequeño (zapatos de tacón, manoletinas, zapatillas de andar por casa…), las botas de montaña, por ejemplo, no te cabrán.

Tipos de muebles zapateros

Un truco low cost que puedes hacer es adquirir un tubo de PVC, cortarlo en trozos uniformes con el grosor suficiente para que quepan tus zapatos, pintarlo y adornarlo, para después fijarlo a la pared creando una curiosa composición. Apenas ocupará espacio, te ayudará a decorar las paredes y, además de los zapatos, podrás guardar complementos como fulares o bolsos.

Tipos de muebles zapateros