Tipos de pinturas para hormigón
El hormigón es el material más habitual en las paredes, el que principalmente solemos encontrarnos cuando vamos a pintar las paredes, ya que pocas veces están revestidas de madera o cualquier otro material. Hay algunas pinturas que son específicas para paredes de hormigón y no se recomiendan para otras superficies, pero también hay pinturas generales con las que obtener muy buenos resultados.

Hoy me gustaría hacer un repaso a los tipos de pinturas para hormigón que puedes encontrar en el mercado y cuáles son las principales características de cada una.

Pinturas al agua

Tipos de pinturas para hormigón
La característica más destacada es que se utiliza como disolvente al agua, y las más conocidas y utilizadas son las de látex y acrílicas. Son muy resistentes a los álcalis, lo que hace que sean perfectas para la pared de sótanos, estancias que están bajo tierra y, en general, cualquier pared en interiores. Las de látex son las mejores para paredes exteriores ya que cuentan con una capa protectora que cubre el color original y, además, es completamente lavable una vez que se seca.

Pinturas botuminosas

Estas pinturas pueden ser tanto sólidas como líquidas, diluidas en disolvente. Cuando se aplican sobre la pared forman una película impermeabilizante fantástica que protege la superficie de hormigón con gran eficacia. Se utilizan especialmente en paredes que están en contacto con el agua y en paredes exteriores que están en contacto con el terreno.

Películas transparentes

Es un material que se utiliza para proteger la superficie sin cambiar nada del hormigón, ni su color ni su aspecto. Se utilizan sobre todo en exteriores para repeler la humedad de la lluvia, pero no son recomendables en espacios donde hay mucha humedad constante ya que no son materiales tan resistentes como la pintura de látex.

Pinturas al aceite

Tipos de pinturas para hormigón
Esta pintura está compuesta generalmente por aceite de linaza y es ideal para proteger paredes de madera en espacios exteriores. También hay este tipo de pintura que es especial para hormigón ya que les agregan componentes diversos para que sean más resistentes. Si te decantas por pintura al aceite, debes saber que es perfecta para superficies que están expuestas a la acción de agentes climáticos, como la lluvia o el sol.

Pinturas de cemento

La última de las pinturas que voy a destacar son las conocidas como pinturas de cemento, que se diluyen en agua y están compuestas principalmente por cemento. Son ideales tanto para interiores como exteriores, solo en paredes ya que en el suelo hay mucho roce continuo y no lo resiste.