Tipos de sillas para exteriores

El jardín, la terraza o cualquier otro espacio exterior de la vivienda merece una consideración especial para las sillas: esos elementos que nos servirán tanto para decorar como para relajarnos. Si estás buscando el tipo de sillas o asientos más funcionales para jardín, aquí puedes conocer algunos de ellos.

Tipos de sillas para exteriores

Hay que tener en cuenta que deben ser muebles cómodos, que den un aspecto fresco y natural, pues se van a utilizar en un ambiente relajado. Para reuniones al aire libre, para leer, tomar el té o incluso estudiar. De nada nos servirían unas sillas de diseño en las que no nos vayamos a sentir cómodos. Así pues, la funcionalidad es una de las máximas. También, hay que tener en cuenta los aspectos prácticos: un mueble de exterior no puede ser igual que uno de interior, se va a manchar con más facilidad por el aire, los insectos, etcétera, y, si está emplazado en un espacio descubierto, se mojará con la lluvia. Así pues, las sillas con entelados delicados no son lo más recomendable y es mejor decantarse por muebles de madera, de mimbre o plástico.

Tipos de sillas para exteriores

Madera, plástico o alumnio, entre otros materiales

Asimismo, hemos de tener en cuenta el área del que dispongamos. No será igual un mueble para un amplio jardín que para una pequeña terraza. Las sillas no pueden estorbar, sino dejarnos hacer el resto de actividades de exterior con la mayor comodidad posible. Por lo cual, una opción a tener en cuenta son las sillas plegables, que podemos fácilmente colocar cuando precisemos de ellas. Además, en caso de tormenta puedes guardarlas en interior y ayudar a su conservación.

Para una mayor comodidad, se pueden elegir sillas con una estructura de madera que incorporen almohadones o una tela cómoda. Igualmente, en caso de mal tiempo, podremos quitar con facilidad en entelado. El plástico suele ser menos elegante, mientras que la madera queda muy bien en el jardín, aunque ya hay sillas de diseño hechas en plástico que pueden almacenarse en pila, una encima de la otra, y así ayudar a rentabilizar el espacio. Otra opción muy recomendada son las sillas o banquetes hechos en aluminio. El mimbre es igualmente una opción muy utilizada. Este material da un aire tropical, mientras el hierro hace del jardín un espacio más clásico y la madera un estilo rústico o tradicional.

Tipos de sillas para exteriores

Si escoges sillas de madera, decántate por el tono que combine con las características de su jardín y usa también una madera durable teniendo en cuenta el clima del lugar donde vivas. Por eso, hay maderas más resistentes al aire salino, si el jardín o terraza está cerca de la playa, igualmente, más resistentes a la lluvia. Intenta que estén barnizadas, así resistirán más a las inclemencias dl tiempo y durarán más tiempo, además de dar un aspecto brillante que las favorecerá.

Los muebles de hierro se asocian con los estilos más antiguos, lo menos positivo de ellos es que son sensibles a oxidarse, así que requieren de mucho más cuidado. Por ello, puedes obtener un estilo parecido con sillas de acero o de aluminio; este material hace los asientos muy ligeros, no se oxida y se limpia con facilidad.

Tipos de sillas para exteriores

Diseños clásicos o innovadores

Las sillas pueden tener diversos diseños: tipo chaise long, reclinables para facilitar el relax y la lectura, tumbonas tipo piscina, sillas altas, para comer, butacas de jardín… Además, puedes tener en cuenta los bancos, de madera o hierro, imitando a los bancos de los parques donde cabe más de una persona y dan un aspecto romántico al jardín. También, si lo deseas, puedes incorporar hamacas de tela o balancines, recordando que el jardín o terraza es un espacio de relajación y bienestar.

Tipos de sillas para exteriores

Respecto a los colores, si las sillas son de madera, por ejemplo, pueden mantenerse en su tono original, aunque se llevan mucho los colores vivos, incluso combinando varios colores en sillas con formas originales y diversas. Azul pastel, verde chillón o una combinación de naranja y amarillo podrían quedar muy bien en el espacio más fresco y casual de la casa.

Respecto a los estilos, hay tantos como manera de decorar un jardín. Si quieres huir del estilo que tiene todo el mundo, te recomiendo echar un ojo al tipo de sillas London, para comer, huyen un poco de la forma recta y son una buena iniciativa, así como las sillas de hierro tipo vintage, que además son plegables. Las sillas Austin no se utilizan tanto para exteriores, pero sin duda son uno de los diseños más originales. Los bancos pueden ir con o sin respaldo (usando, por ejemplo, una pared para apoyarse) y sirven tanto como para comer como para relajarse. También hay una gran variedad de sillas y asientos tipo campestre pensadas exclusivamente para terrazas o jardines.

Tipos de sillas para exteriores