Tipos de vestidores para tu hogar
Si algo he deseado siempre es poder tener un vestidor en condiciones en mi casa, de esos en los que puedes colocar toda la ropa con espacio suficiente para varias personas. De esos de película. No siempre tenemos espacio para todo eso, pero por suerte hay varios tipos de vestidores, por lo que seguro que alguno se adapta a las condiciones de nuestro hogar.

Tengas poco o mucho espacio, seguro que alguna de estas opciones encaja perfectamente con tus posibilidades y necesidades. ¡Toma nota!

¿Qué vestidores hay?

Tipos de vestidores para tu hogar
Si tu dormitorio es amplio o tiene una habitación contigua que no necesitas, lo ideal es poder crear ahí un gran vestidor. En este caso, si es para una pareja, lo ideal es distribuir dos frentes paralelos, así se diferenciarán perfectamente las zonas de cada persona.

Si más que espacio en la habitación es otra habitación, o una anexa, lo ideal es poner una gran cajonera entre los frentes, e incluso un zapatero. No cabe duda de que sería genial poder tener un vestidor como éste, todo un lujo que no se puede construir en cualquier lugar.

Tipos de vestidores para tu hogar
En el caso de que no dispongas de tanto espacio para hacer un gran vestidor, puedes hacer una pequeña reforma en el dormitorio para construir muros altos que supongan una continuación visual del cuarto y en los que puedas colocar ropa. Quizás sea incómodo para la ropa de diario, pero vendrá muy bien para sábanas, mantas, y toda esa ropa que no utilizamos con mucha frecuencia.

Si tienes espacio entre la habitación y el baño, será un lugar práctico y muy funcional para hacer un pequeño vestidor. En esta zona es recomendable que sea un mueble cerrado, ya que así habrá una mayor sensación de orden al no verse el interior. Debes combinar el vestidor con la decoración para conseguir un ambiente más cálido y acogedor.

Tipos de vestidores para tu hogar
Por último, si apenas tienes espacio y tu sueño de tener un vestidor crees que no se podrá hacer realidad, no pierdas la esperanza ya que hay trucos que te pueden ayudar. Si tienes una pared libre, es un lugar perfecto para poner ahí un vestidor, y puedes separarlo visualmente de la zona de dormir con un biombo o un mueble de altura mediana. Lo del mueble está genial porque no hará que la habitación se vea más pequeña, sino más completa.