Trucos para calentar la casa sin utilizar la calefacción
Estamos ya en diciembre, y eso supone cosas como que tenemos la Navidad prácticamente encima o que empieza a hacer frío, mucho frío. Entramos en una época en la que nos encanta estar en casa, especialmente porque nos sentimos más calentitos allí. De todas formas, si ponemos demasiado la calefacción, podemos notar un subidón en la factura de luz, lo que supone un dineral por no pasar frío.

Hoy me gustaría darte unos cuantos consejos y trucos para que sepas cómo calentar la casa sin necesidad de utilizar la calefacción. Realmente es posible, son cosas que está comprobado que funcionan. Conseguirás así no pasar frío y que no suba tu factura, la combinación perfecta.

Hay que ventilar, pero…

Trucos para calentar la casa sin utilizar la calefacción
Está claro que las casas tienen que ventilarse, pero tampoco hay que pasarse. Mucha gente deja las ventanas abiertas durante horas para ventilar, pero lo cierto es que 5 minutos es tiempo más que suficiente. Lo ideal es hacerlo por la mañana, ya al levantarse, mientras nos preparamos el desayuno o nos damos una ducha. De todas formas, es importante aprovechar un momento que no haga mucho frío y que haya sol, así la casa no se enfriará mucho.

¡Puertas cerradas!

El frío corre por la casa como alma que lleva el diablo, y eso hay que evitarlo. Procura cerrar las puertas de las estancias en las que no vayas a estar, eso hará que se pueda sentir más calor en las que sí estás. Por ejemplo, durante el día, cierra las habitaciones y los baños si solamente estás en el salón, e incluso deja todo cerrado si vas a estar fuera de casa, así la notarás con más calor cuando vuelvas.

¡Aprovecha el sol!

Hay que aprovechar al máximo las horas de sol que pueda haber, por pocas que sean. Con las estancias cerradas se mantendrá el calor más tiempo, y si dejas abiertas cortinas y persianas se aprovechará mucho más ya que el sol no encontrará obstáculos. Cuando el sol se pone, cierra las cortinas y persianas para que no se pierda con el frío lo que hemos acumulado con el calor.

Cinta adhesiva para tapar huecos

La cinta adhesiva es un excelente recurso para tapar esos huecos o rendijas que nos solemos encontrar en puertas o ventanas, por ejemplo, y que dejan pasar muchísimo aire y frío. Tapa las fisuras con la cinta y verás que la estancia mantiene mejor el calor y, lo más importante, no estará tan fría.

Las alfombras, imprescindibles

Trucos para calentar la casa sin utilizar la calefacción
Si hay un elemento imprescindible cuando llega el invierno y que nos ayuda a mantener el calor, sin duda son las alfombras. Cualquier textil aporta calor, y lo conserva mejor, y en el caso de las alfombras es un excelente recurso ya que cubren buena parte del suelo, que es una superficie que atrae mucho el frío.

Si a todo esto le añades ponerte una mantita por encima cuando estás en el sofá, conseguirás que tu casa esté más calentita sin haber utilizado la calefacción… ¡prometido!