Trucos para conseguir casas más saludables
¿Sabías que convivimos con más de 5.000 agentes químicos que pueden afectar a tu salud? Y aunque no hay que alarmarse, sí que es importante que reduzcamos al máximo los compuestos químicos que hay en el hogar, de la misma forma que reducimos la presencia de microbios.

Seguir hábitos tan sencillos como ventilar bien a diario o aspirar el polvo puede ayudarte a que tu casa sea más saludable y a que vivas más años sin enfermedades como el asma. Te damos algunos trucos para que lo consigas a continuación.

Ventilar y limpiar el polvo

En primer lugar, es importante que ventiles y limpies el polvo con asiduidad. Abriendo las ventanas diez minutos cada día se renueva el aire y se reduce la concentración de compuestos orgánicos volátiles. Para evitarlos, también es recomendable escoger muebles y objetos de madera maciza, preferiblemente acabados con aceite o al agua. Además, se recomienda aspirar el polvo con bayetas de microfibra, que lo absorben y no lo esparcen.

Trucos para conseguir casas más saludables

Pinturas ecológicas

Por supuesto, es mucho mejor para nuestra salud escoger pinturas ecológicas y naturales con base acuosa. Por otro lado, no se deben lijar paredes o ventanas que conserven capas de pintura antiguas, ya que podrían contener plomo y otros tóxicos.

Filtrar el agua

Por su parte, para mejorar el agua es necesario instalar filtros de carbón activo o resina, que reducen los niveles de trihalometanos, unas moléculas cancerígenas que se forman por la acción del cloro sobre compuestos orgánicos. Además, se recomienda minimizar las dosis de metales (cadmio, plomo, hierro…). Por otro lado, se recomienda utilizar limpiadores de base jabonosa y sin perfumes.

Trucos para conseguir casas más saludables

En la cocina

Por último, te aconsejamos que evites las sartenes y ollas de aluminio con recubrimiento plástico, ya que disminuyen las defensas. Es preferible usar menaje de hierro, acero, titanio o con recubrimiento cerámico.