Trucos de limpieza para una casa impecable
Cada vez son más y más los productos de limpieza con los que la televisión nos bombardea a diario, pero la verdad es que a pesar de su efectividad, los conocidos como “trucos de la abuela” siempre me llamaron la atención. Aquí te explico algunos que seguro que te ayudarán tanto como a mí:

– Campana sin grasa: importante pasar una bayeta a diario. Para su limpieza, cocer agua y el zumo de dos limones, verás como la grasa sale a la primera.

– Cristales relucientes: vaporizarlos con agua tibia con un chorro de vinagre y frotar con papel de periódico. Para cristales muy sucios (como cara externa), frotar primero con media patata.

– Puertas lacadas sin rozaduras: mezclar una cucharada de vinagre en 3 litros de agua. Usar con una bayeta muy escurrida y secar bien.

– Juntas blancas: hacer una pasta con bicarbonato sódico y agua. Ir frotando con un cepillo de dientes y aclarar bien.

– Pinturas plásticas sin dibujos de los niños: frotar con un cepillo con pasta de dientes.

– Mesas sin cerco de tazas: frotar mahonesa sobre el cerco, dejar toda la noche y retirar.

– Sartenes sin restos pegados: echar bicarbonato y agua hirviendo y dejar actuar.

– Planchas sin manchas: frotar con medio limón y pasar después un paño.

– Eliminar vino tinto de la alfombra: echar vino blanco o soda y poner encima papel de cocina.

– Quitar manchas de chocolate en las alfombras: poner polvos de talco, cepillar y después limpiar con detergente y unas gotitas de amoníaco.

– Sacar kétchup del mantel: dejar en remojo durante media hora en vinagre de vino blanco y agua. Lavar como de costumbre.

– Despegar chicle: ni lavar ni frotar. Pasar por la zona un cubito de hielo para que se endurezca, después, raspar.