Trucos para disimular un radiador
Seguro que hace ya varias semanas que no utilizas el radiador, calefacción, chimenea o cualquier elemento similar que proporciona un calor muy necesario durante el invierno. Cuando no puedes quitarlos de su sitio, como por ejemplo los radiadores, te encuentras con un problema estético, ya que no son tan bonitos a nivel decorativo como sí lo son las chimeneas.

Hay varios tipos de radiadores, algunos sí que son útiles a nivel decorativo para sacarles partido durante los meses que no se utilizan, pero lo más habitual es que sean feíllos y haya que hacer alguna “maniobra” para disimularlo. Hoy me gustaría darte unos truquitos para que sepas cómo hacerlo.

¿Cómo disimularlos?

Si el radiador está en mal estado, desconchado u oxidado, lo que puedes hacer es, en primer lugar, quitarle el óxido. Después, puedes pintarlo de un color bonito que combine con la decoración o genere un contraste agradable. Puedes aprovechar para darle un toque de alegría a la estancia con estas pinceladas de color.

Si no quieres pintarlo muy diferente al resto, puedes darle el mismo color que la pared, así se camuflará con ella y apenas se notará. Es la opción más discreta si buscas algo que te permita disimularlo pero sin que sea muy llamativo.

Trucos para disimular un radiador
Puedes también cubrirlo con un tablón de madera o metálico, así quedará encerrado y hasta podrás poner encima elementos decorativos. Esta opción es fantástica para las habitaciones infantiles, ya que puedes decorarlo con motivos divertidos y pasará totalmente desapercibido. Para esto puede servir también una reja decorativa.

¿Qué poner encima?

Si lo cubres de manera que puedas poner cosas encima, puedes decantarte por plantas, velas, marcos de fotos… Incluso puedes convertirlo en un pequeño rincón de lectura con una lámpara y un sillón cerquita. Esta opción es fantástica también para el invierno, ya que así podrás leer con el calorcito del radiador.

Si el radiador está en la cocina, tenerlo cubierto te vendrá genial ya que la parte superior puede convertirse en una pequeña barra para los desayunos o el picoteo mientras preparas la comida.

Y tú, ¿conoces algún truco más para disimular el radiador? ¿Qué haces con los tuyos durante el verano? ¡Comparte tus trucos de decoración con nosotros!