Trucos para ahorrar con el aire acondicionado
El aire acondicionado ha solucionado la vida de muchas personas que, gracias a este aparato, puede pasar un verano tranquilo sin necesidad de estar todo el tiempo delante del pesado ventilador. El aire acondicionado se ha convertido en un elemento indispensable en la mayoría de hogares. Sin embargo, se deja notar, y mucho, en la factura de la luz. Por suerte, hay una serie de recomendaciones que podemos seguir para poder ahorrar energía durante esta época.

En primer lugar es indispensable conseguir un correcto aislamiento de la casa ante los rayos del sol, con la colocación de toldos o pérgolas en las zonas donde el sol incida durante más horas. También durante esos momentos es recomendable que mantengas bajas las persianas y cerradas las cortinas. Otro remedio que te será muy útil es poner un poco de silicona en los marcos de las puertas y ventanas para completar el asilamiento de la casa.

Trucos para ahorrar con el aire acondicionado
Por otro lado, es muy importe que tengas muy en cuenta la limpieza de los aparatos de aire acondicionado. Además, es muy importante su ubicación, que deberá ser lo más alejado posible de las fuentes de calor, ya sea en el exterior o en el interior de la casa. Tanto el sol como los aparatos eléctricos pueden influir en la medición del termostato del aire, por lo que podría estar en funcionamiento más tiempo del necesario.

Este tipo de descuidos, además de suponer un gasto elevado, influyen en la salud de los miembros del hogar, pudiendo provocar resfriados con los cambios bruscos de temperatura. Para poder evitar estos problemas, siempre que no haga demasiado calor, puedes utilizar ventiladores que te ayudarán a ahorrar grandes cantidades de energía.

¡Sigue nuestros consejos y conseguirás pasar un verano fresquito sin gastar demasiada energía!