Trucos para ahorrar con una reforma
Si te estás planteando realizar una minirreforma en tu casa, bien por gusto, bien por necesidad, te vendrá de ocasión echarle un vistazo a estos pequeños trucos que te ayudarán a abaratar los costes de la misma. Son muy prácticos y su resultado es moderno y muy vistoso. Si te estás planteando quitar la bañera para poner plato de ducha, pon uno del mismo largo que deja el hueco. Esta opción te permite picar sólo el trozo de pared que deja la bañera, en el que pondrás un azulejo diferente al que tienes, en un tono liso que haga juego, a modo de zócalo alto, y así evitarás tener que picar y alicatar todo el cuarto de baño.

Si necesitas más armario en el dormitorio y te falta pared, puedes traes para adelante el que ya existe, si es empotrado, añadiendo unos centímetros de fondo. Lo ideal es traer el tabique hacia la cama, haciéndolo de ladrillo (en vez de cartón-yeso) y pintándolo como el resto de la habitación. El frente puede ser de melamina (en lugar de DM lacado), y como resultado obtendrás un minivestidor. Si lo que te estás planteando es cambiar el suelo, la mejor opción es el laminado. Se instala sobre el suelo original, así te ahorras tener que picar y parte de la instalación.

Si tu suelo es de madera y ya no admite más rebarnizados, no hace falta que lo quites, se puede pintar con una pintura de poliuretano. Es tan resistente como un barniz y sólo hay que lijar una vez cuando quieras repintarlo. Si tienes terraza y quieres sacarle provecho, en vez de integrarla en el salón, la puedes cerrar acristalada y habilitar un cuarto independiente (muy práctico como estudio o lugar de costura). Si lo enmoquetas, crearás dos ambientes diferentes, evitando el coste de tener que igualarlo con el resto del salón.