Trucos para decorar espacios reducidos
Aunque hay quien se queja de disponer de demasiado espacio para decorar, lo cierto es que pensar en el interiorismo de las estancias más pequeñas es una de las cosas más complicadas a las que enfrentarse en la decoración del hogar.

Sin embargo, tener en cuenta unas cuantas ideas puede ser de gran ayuda a la hora de saber cómo emplear al máximo cada espacio. ¿Quieres saber cómo? Toma papel y bolígrafo para no descuidar lo que te contamos.

Trucos para decorar espacios reducidos
Muebles
El mobiliario es una de las cosas que más incide en la decoración de los espacios reducidos, por lo que es fundamental saber algunos truquitos antes de tomar una decisión:

– Muebles multifunción: Ya que hay poco espacio deberás aprovecharlo a tope, eso sí, de forma siempre discreta y sin que esto quede a la vista. En este sentido, las camas con cajonera o los sofás cama son solo algunas de las opciones disponibles.

– Plegables: Camas, escritorios, mesas de cocina… Hay un montón de muebles que ofrecen la posibilidad de abrirse y cerrarse rápidamente para así no ocupar espacio cuando no se necesitan. Hay ideas realmente prácticas y originales.

Iluminación
Es fundamental para estos espacios, y es que los ambientes que se ven claros y luminosos son el mejor truco para ganar espacio visual. Para ello deberás evitar los muebles altos en el centro de la estancia y los tonos muy oscuros, así como dirigir la luz artificial hacia las paredes y el techo.

Color
Los tonos claros son los mejores aliados para potenciar precisamente lo anterior, por lo que debes hacer uso de blancos, los cremas o los colores pastel para pintar tus paredes es fundamental. Puedes dar el toque de color pintando de un tono distinto de las paredes o en alguno de los ornamentos de la habitación.

Decoración
No masifiques la estancia con demasiada decoración, pues precisamente hay que evitar el abarrotamiento y utilizar la decoración como potenciador del espacio. Los espejos, por ejemplo, pueden ser un perfecto ornamento puesto que además de embellecer las paredes ayudan a multiplicar la luz y la profundidad en el espacio haciéndolo parecer más amplio.