Trucos para limpiar y blanquear la bañera
Una bañera blanca le puede dar un ambiente espectacular al cuarto de baño, especialmente si tiene alguna forma original, aunque con las clásicas también puedes lograr el mismo efecto. Algo imprescindible para que la bañera pueda relucir es limpiarla y blanquearla lo mejor posible, ya que siempre hay factores que pueden causar manchar, como la humedad o el paso del tiempo.

Cuando una bañera es nueva tiene un brillo precioso que la hace muy especial, pero poco a poco lo va perdiendo, sobre todo si su limpieza y mantenimiento no es el adecuado. Hay que procurar que las manchas amarillas que produce la humedad no aparezcan, y así podremos tener una bañera reluciente todos los días.

¿Cómo se limpia?

En primer lugar, es imprescindible que haya cierta frecuencia en la limpieza de la bañera para evitar las manchas de humedad. Lo ideal es que la puedas limpiar al menos una vez por semana, y hacerlo dos sería perfecto. Para ello puedes utilizar productos específicos, hay una gran variedad para elegir. También puedes limpiarla con una mezcla de lejía y agua. En ambos casos podrás eliminar tanto las manchas de humedad como los restos de jabón.

Trucos para limpiar y blanquear la bañera
Para la limpieza de la bañera hay que seguir un procedimiento, gracias al cual estará preparada para cuando le pasemos el producto que quitará las manchas. Empieza eliminando los restos de pelo, arenilla, jabón o cualquier otro resto que se vaya acumulando durante los baños. Quita con las manos los que puedas, y el resto con una esponja o paño suave para que el esmalte de la bañera no se dañe. Si utilizas productos, que sean suaves y tipo crema para no estropear nada.

Cuando hayas terminado de hacer todas las labores de limpieza, enjuaga con abundante agua, yo normalmente cojo el teléfono de la ducha y paso el agua por toda la bañera. Esto eliminará los restos del producto utilizado y confirmará que no quedan manchas, ya que se verá todo reluciente.

¿Cómo se blanquea?

Si necesitas blanquear la bañera por completo porque tiene muchas manchas o ha perdido su brillo natural, el mejor truco es utilizar un poco de vinagre, ya que es perfecto para quitar los restos y residuos que se adhieren al esmalte. Para que grifos y rejillas estén brillantes e impolutos, tu mejor opción es utilizar bicarbonato.

En el caso de bañeras de mármol o porcelana, para quitar las manchas mezcla medio litro de agua caliente con media taza de vinagre, una taza de amoníaco y un cuarto de taza de bicarbonato. Frota la superficie con una esponja bien empapada en esa mezcla y enjuaga con agua abundante. Si la mancha lleva mucho tiempo y no sale, podrás quitarla con una mezcla de alcohol blanco y trementina, aclarando después con agua caliente.

Trucos para limpiar y blanquear la bañera
Si la bañera es de cerámica y losa, pasa un trapo humedecido en aceite de limón y seca con un paño limpio. Si tiene manchas difíciles, aplica un poco de bicarbonato sobre ellas y frota con un paño seco. Por último, para las bañeras de acrílico, el material más utilizado en bañeras con hidromasaje, utiliza productos que no sean abrasivos en su mantenimiento para que no desaparezca el brillo.