Trucos para mantener la casa caliente en invierno
Estamos a las puertas del invierno, y eso supone que cada día va haciendo más frío, lo que a su vez hace que pasemos más tiempo en casa para sentirnos calentitos y a gusto. Es muy importante que nuestro hogar esté caliente, o al menos con una temperatura agradable con la que no pases frío. Esto puede lograrse de varias maneras, principalmente con estufas o radiadores.

De todas formas, aunque tengamos esos equipos no resulta sencillo mantener el calor, ya que constantemente hacemos cosas que ayudan a que se vaya perdiendo. Si ponemos en práctica unos cuantos trucos, conseguiremos un ambiente más cálido que nos vendrá genial para estar más a gusto.

¿Cómo aprovechar más el calor?

Trucos para mantener la casa caliente en invierno
– Habitaciones: cierra las habitaciones que no utilices, así evitarás que el aire frío se desplace por toda la casa. Además, ayudará a que el calor generado se mantenga durante más tiempo.

– Ventilador: utiliza un ventilador de techo en una velocidad inferior a la que utilizas en verano. Esto hará que el aire caliente se reparta por toda la habitación.

– Cortinas: cambia las cortinas finas del verano por otras en tejidos más gruesos y que aporten calor, como la franela, que hace que el calor se mantenga durante más tiempo en esa estancia.

Trucos para mantener la casa caliente en invierno
– Alfombras: no cabe duda de que es una de las mejores soluciones para mantener una estancia caliente, ya que estando el suelo aislado y protegido del frío, el calor se conservará mucho mejor. Son también un elemento decorativo perfecto con el que aportar color, estilo y personalidad a cualquier estancia.

– Papel de aluminio: un truco fantástico para sacarle más partido a los radiadores y así no perder dinero por utilizarlos mucho y que se vaya el calor. Coloca papel aluminio detrás de los radiadores y conseguirás que el calor se mantenga mejor y no se escape por las paredes.

– Extractor: los extractores de aire que solemos tener en el baño o la cocina no deberían utilizarse mucho en invierno ya que se tragan mucho calor. Úsalos lo imprescindible.

Trucos para mantener la casa caliente en invierno
– Reorganiza los muebles: aunque parece que no afecta, la distribución de los muebles tiene mucho que ver a la hora de aprovechar más o menos el calor. Especialmente importante es la ubicación del sofá o de la cama, evitando paredes donde estén las ventanas o que den directamente a la calle, ya que les llega más la humedad y el frío.