Trucos para multiplicar la luz natural sin hacer obras
Cuando llega el buen tiempo todos queremos que nuestra casa se llene de luz y se contagie de la primavera. Para logarlo es necesario llevar a cabo una serie de medidas que potencien la iluminación.

Si quieres que tu hogar se vea el doble de luminoso, apuesta por los muebles bajos, los colores claros, los acabados brillantes y los materiales como el cristal. ¿Quieres más detalles sobre cómo conseguir una casa más luminosa sin hacer obras? ¡Pues muy atenta a lo que te contamos a continuación!

Sin obstáculos

Lo primero que debes tener en cuenta si quieres un hogar más luminoso es que los muebles, además de ser de madera clara, tienen que ser bajos. Lo más recomendable es situarlos junto a la pared y, así, dejar libre la zona de paso y no obstaculizar las entradas de luz.

Trucos para multiplicar la luz natural sin hacer obras

Textiles claros

Por otro lado, desde Interiorismos te recomendamos que para los visillos y estores escojas tejidos con trama abierta, como los linos y los algodones, que permiten que la luz traspase con mucha facilidad. Además, es mejor que te decantes por colores crudos o blancos en cojines y alfombras y plaids con estampados de una gama cromática fresca si el sofá es oscuro.

Apuesta por el cristal

Para potenciar aún más la luz natural es buena idea que optes por tabiques, puertas y muros de cristal. Además, es recomendable que apuestes por los acabados que reflejen, como los espejos, los armarios brillantes o la pintura esmaltada.

Blanco y beige

Por último, te recomendamos que juegues con el blanco y el beige en las paredes y que te decantes por el parquet claro o el color blanco para el suelo. Por supuesto, es mejor que no recargues las estancias con demasiados objetos.