Trucos para que el cuarto de baño parezca más grande
Por norma general, el cuarto de baño es la estancia más pequeña de la casa, y si a eso añadimos que a veces es demasiado pequeño, nos las tenemos que ingeniar para poder tenerlo bonito y que nos quepa todo lo que queremos poner.

Para poder aprovechar el espacio mejor de lo que tienes ahora, puedes tirarlo y hacer uno nuevo o, sin duda la mejor alternativa, llevar a cabo unos pequeños truquitos con los que conseguirás que parezca más grande. Yo tengo un baño pequeño y algunos de estos trucos me han ayudado muchísimo para lograr ese efecto de amplitud.

Trucos eficaces

– Mueble antiguo: no sólo le dará un toque muy elegante sino que, por algún motivo que desconozco pero sí he comprobado, hace parecer que hay más espacio a su alrededor del que realmente hay. Requisito imprescindible: que sea un mueble con patas, ya sea una cómoda, una silla, un armario… pero que tenga patas. No pongas nada debajo del mueble para aprovechar ese espacio, perderías el efecto de amplitud que habías ganado.

Trucos para que el cuarto de baño parezca más grande
– Vidrio transparente: aunque para la mampara siempre se suela utilizar vidrio opaco, que da más privacidad, si lo pones transparente lograrás que el baño parezca mucho más amplio. Si tanto necesitas la privacidad porque compartes casa con alguien que no es tu pareja, cierra la puerta del baño mientras te duchas y problema resuelto.

– Fuera tocador: aunque es un mueble muy práctico para poder guardar artículos como papel higiénico o productos de aseo, lo cierto es que ocupa muchísimo espacio, y hay otros muebles que puedes tener para guardar esas cosas sin que te coman tanto espacio. Además, seguro que encuentras un hueco en un armario de otra estancia de la casa para guardarlas.

– Azulejos grandes: es uno de los mejores trucos, ya que dan sensación de amplitud, todo lo contrario que los pequeños, que están muy de moda pero si el baño ya lo es hace que lo parezca mucho más. No sólo parecerá más amplio con estos azulejos azulejos sino que te sentirás mucho mejor en él.

– Poco almacenaje: parece mentira que en un lugar tan pequeño y que se usa tan poco como es el cuarto de baño, se puedan necesitar y acumular tantas cosas. Aunque parezca imposible, procura no almacenar mucho en esta estancia, así el espacio estará mucho más limpio y despejado.

– Sin alfombra: ya sé que la alfombra del baño es imprescindible para cuando sales de la ducha, pero no es necesario que esté a la vista todo el día. Lo ideal es que la puedas tener oculta tras la puerta, por ejemplo, y que la pongas en el momento que la vayas a utilizar. Además, seguro que te viene bien para no tener que pisarla si haces otras cosas, ya que suele molestar si el baño es pequeño.