Un armario para cada necesidad
Tengamos un piso de 40 o de 100 metros no podemos engañarnos: Sea como sea siempre necesitaremos más espacios de almacenamiento, más estanterías y más armarios para intentar paliar la supuesta falta de espacio de nuestros hogares.

En este sentido los armarios son una de las mejores soluciones, y es que pueden adaptarse a todas las formas de cualquier rincón del hogar. Una vez ya te hablamos de los tipos de armarios para el hogar, y hoy queremos presentarte algunos de los lugares en los que mejor podrían tener cabida.

En los hogares más pequeños es fundamental encontrar esos rincones inutilizados y susceptibles de convertirse en zonas de almacenamiento. Veamos algunos de los más habituales:

– Esquinas: En el recibidor, en un pasillo o en cualquier habitación no hay que perder la oportunidad de aprovechar como mínimo una de las esquinas para poner un armario, y es que resulta increíble el modo en que aumenta la capacidad de almacenamiento.

– Altillos: Es ideal para guardar esas cosas de las que no nos queremos deshacer o de las prendas de temporada (libros, mantas, colchas, etc.). Si nunca pensaste en esta opción comienza a valorarla… ¿Imaginas el provecho de la superficie de una estancia entera?

– Escalera: Aprovechar el hueco bajo la misma para colocar un armario es una idea fenomenal. Organízala como armario con barra para colgar si quieres un guardarropa a la entrada (para ti y para tus invitados) o con estantería interior si te interesa tenerla como almacenamiento puro y duro.

Un armario para cada necesidad
– Buhardilla: Las zonas abuhardilladas precisarán sin duda un armario a medida, y es que es imposible encontrar uno a la justa medida (ni siquiera los hacen con estas formas). Aunque la inversión no será precisamente económica será una decisión que no te arrepentirás de haber tomado… ¡Jamás este espacio fue tan aprovechado!

En el caso de que seas uno de los afortunados que posee una gran casa u apartamento también puedes ocupar una de esas estancias vacías (preferiblemente la que conecte con el dormitorio) y convertirla en tu vestidor personal o, lo que es lo mismo, en una habitación armario.