Un baño ecológico en piscinas sostenibles
En esta época del año no hay nada mejor que disponer de una piscina en casa para poder escapar del calor y pasar un rato divertido de vez en cuando. Pero, ¿no crees que esto sería aún mejor si se tratara de una piscina sostenible? Puedes hacerlo con las piscinas biológicas que diferentes empresas ya están realizando en varios hogares españoles.

De la misma manera que los lagos y ríos se auto-limpian, las piscinas también pueden hacerlo, a través de plantas y materiales naturales. Por tanto, el principio de una piscina biológica reside en su sistema de mantenimiento y filtración, que se efectúa por medio de plantas, sin que intervenga ningún aditivo que pueda ser peligroso para la piel, los ojos o la salud y sin generar residuos dañinos.

Un baño ecológico en piscinas sostenibles
Las piscinas biológicas, no solo son sanas y ecológicas, sino que permiten darle un toque increíble al jardín. Además, cualquier espacio puede albergar este tipo de piscinas. Con la elección del sistema de filtrado biológico, se apuesta por la innovación, el ahorro, la integración y la ecología. Este sistema lleva unos 20 años funcionando, aunque se sigue buscando sistemas más económicos y eficaces.

Si escoges una piscina ecológica para tu hogar, tendrás la sensación de estar bañándote en un estanque natural y sin contar con sus desventajas: remolinos, suciedad o diferentes peligros. Además, contamos con la ventaja de que somos conscientes de que estamos nadando en un lugar limpio y sin ningún aditivo adicional ni artificial.

Otra ventaja de este tipo de piscinas es su mantenimiento, que precisa una inversión menor que en las tradicionales: sólo hay que ocuparse del filtro y del resto de la vegetación. Además, tampoco hace falta cambiar el agua del estanque, simplemente se necesita mantener su nivel constante, limpiar bien el fondo y cortar las plantas una vez al año.

Si quieres darte un baño ecológico y de diseño, esta opción, sin duda, es la ideal.