Un baño moderno, elegante y masculino
Con el paso de los años, hay aspectos de la decoración de interiores que han sufrido grandes cambios y avances, entre los que cabría destacar la importancia que hoy en día se le otorga al cuarto de baño. Donde antes nos encontrábamos una estancia puramente funcional, hoy tenemos grandes diseños de vanguardia que nos ayudan a disfrutar de un modo cómodo y placentero de labores tan cotidianas y reconfortables como el aseo diario.

Del mismo modo, el concepto del hombre actual también ha cambiado, y aquel “macho-man” de antaño, desordenado y que utiliza el baño como almacén de ropa sucia, está dando paso a un nuevo estilo de hombre, que sabe cuidar de sí mismo y de su entorno, desterrando la caótica imagen que antes teníamos de un piso de soltero.

El hombre actual le da importancia a su hogar, ya viva sólo o en pareja, y gracias a lo último en recubrimientos cerámicos, hoy puede disponer de un cuarto de baño que cumpla todas sus necesidades, enmarcado en una estancia de gran belleza estética y que, a su vez, se presente muy varonil. Representando esa masculinidad y elegancia, tomamos siempre los tonos más oscuros para vestir nuestras paredes, tonalidades en gris ahumado, marrón chocolate o variedades del granate, siempre otorgarán un aire de modernidad y gusto exquisito.
Un baño moderno, elegante y masculino
Con un mobiliario de líneas sencillas, modernas y minimalistas, podemos destacar piezas tan originales como un lavabo de piedra, que recuerda las antiguas jofainas, sobre el que destaca un práctico punto de luz que te facilitará las labores de afeitado y limpieza facial. Del mismo modo, una ducha con hidromasaje es una gran opción para convertir esa rutina higiénica diaria en un momento de máximo relax y confort, y todo ello en un espacio donde puedes mantener todo limpio y en orden, gracias a sus estantes y mamparas.