Un dormitorio con encanto
El dormitorio es ese espacio de relax y desconexión del hogar que nos resguarda del mundo exterior para mantenernos en una atmósfera íntima y especialmente dedicada a nosotros.

Precisamente por eso es de suma importancia que tu habitación sea un lugar pensado por y para ti, un espacio que te haga sentir bien y que a la vez transmita tu propia personalidad.

Un dormitorio con encanto
Si eres de las que adoran los estilos de aires más románticos y te gustaría decorar de este modo tu habitación una de las primeras cosas en las que debes pensar es en el color, uno de los grandes elementos para transmitir esa sensación de sosiego.

En este sentido, lo mejor es que apuestes por los tonos claritos y naturales como los beige, blancos, tostados, marrones y hasta azul celeste o verde pastel tanto en la pintura de las paredes como en el mobiliario, la decoración y los textiles del hogar.

Un dormitorio con encanto
Eso sí, procura dar un poco de vida y personalidad a la estancia mediante los contrastes de color o las superficies lisas y estampadas, por ejemplo: La pared del cabecero con un bonito papel pintado estampado que contraste con la simplicidad del resto, las colchas lisas con los cojines en superficies multicolor, etc.

Evita los tonos demasiado apagados pero también los más llamativos como los fluorescentes, por ejemplo, pues la idea es crear un ambiente propicio para el relax y el descanso.

Procura que el mobiliario siga esos aires románticos que pretendemos con la decoración, algo que puedes conseguir seleccionando piezas en materiales como la forja, la madera natural de estilo rústico y hasta las monísimas maderas blancas decapadas (incluso puedes recuperar tus antiguos muebles dándoles una capa de este color).

En cuanto al resto, procura crear espacios muy bien iluminados de forma natural durante el día y otros de luz tenue que le den un aspecto acogedor para la noche, utiliza lisos o coloridos textiles de tejidos naturales y ornamentos con encanto (jarrones con flores, lamparillas, alfombras, etc.), por ejemplo.