Un dormitorio ideal para el descanso
Aunque más de uno aproveche para quedarse dormido en el sofá después de una copiosa cena, el dormitorio es la estancia del hogar específicamente destinada al descanso diario de las personas.

Precisamente por eso, a la hora de pensar en su decoración debemos existen muchos factores importantes que debemos tener en cuenta para crear un perfecto entorno para el relax, la desconexión y el descanso.

Los siguientes puntos te servirán como guía para conseguir este objetivo:

– Color: Es uno de los puntos más básicos a tener en cuenta, y es que la influencia en la psique del ser humano es muy alta. Digan lo que digan las tendencias, siempre habrá algunos tonos más recomendables para el descanso como son el blanco, toda la gama de tostados y otros tonos suaves como los pastel, por ejemplo.

Un dormitorio ideal para el descanso
– Luz: Lo mejor es contar con una buena iluminación natural durante el día pero también con una más tenue durante la noche, así que escoge bombillas de luz suave y procura poner persianas y cortinas que ayuden a regular la intensidad de la luz entrante a tu gusto.

– Temperatura: El ambiente ideal de la estancia debe mantenerse entre 23 y 24ºC, por lo que si tu habitación se encuentra por encima o por debajo de las mismas deberás intentar modificarlas con aparatos de frío/calor u otros recursos como la ventilación natural del dormitorio (para refrescar).

Un dormitorio ideal para el descanso
– Orden: Descansar plácidamente es más fácil en una estancia limpia y organizada que en un caos en el que encontramos cientos de objetos colgando de todas partes. Asegúrate de tener espacios de almacenamiento bien organizados y procura tomar buenos hábitos como organizar diariamente la ropa y guardar todo lo que hayas utilizado en su debido lugar.

– Muebles y estilo: No existe una regla específica en cuanto a los mejores estilos para conseguirlo, por lo que siempre y cuando sigan la anterior regla del orden todos deberían ser válidos (descartamos el estilo kitch, por supuesto). Más allá lo anterior, lo realmente importante es seguir esa regla del ‘menos es más’y no abusar de una excesiva cantidad de muebles ni decoración en el espacio.

– A evitar: Procura mantener tu estancia protegida de ruidos, evita tener en la misma habitación aparatos electrónicos como televisores u ordenadores (nos distraen y perdemos horas de sueño) y cuelga los cuadros sobre el cabecero y no en la pared de enfrente, pues también podrían distraerte.