Un dormitorio juvenil por muy poco dinero
Decorar el dormitorio es uno de los procesos de decoración más complicados cuando disponemos de un presupuesto muy por debajo del que nos gustaría, y es que solo con el gasto que supone el colchón (una inversión en salud y descanso, por otra parte) probablemente no nos quede demasiado dinero con el que poder trabajar.

Probablemente no te vendrían mal algunos consejos para reducir gastos en la decoración de este espacio, así que toma nota y probablemente te sorprendas con lo mucho que puedes ahorrar.

No compres cabecero, pues de este modo no solo ahorras sino que además no tendrás que combinar todos y cada uno de los muebles que colocas a su alrededor (un vinilo es una excelente manera de darle un toque decorativo por muy poco dinero). ¿Y para qué? Pues básicamente para poder ir picando los elementos más económicos de cada tienda sin necesidad de complicarse demasiado la existencia buscando la mejor combinación.

Un dormitorio juvenil por muy poco dinero
En este sentido, si quieres que el espacio sea armónico y correcto decorativamente hablando sí que te recomendamos combinar como máximo un par de colores o tres y asegurarte de que el espacio sigue una línea de estilo concreta en elementos como los muebles (armario, mesitas, estructura de cama o estanterías, por ejemplo) o los ornamentos: líneas decorativas, estampados, formas, estilos, etc.

Una gran idea para decorar gastando lo mínimo es reciclar objetos: no solo podrás reutilizar algunos elementos para crear otros nuevos con funciones y estilos nuevos(relojes, estanterías, espejos, etc.) sino que además podrás aplicar estas técnicas incluso a alguna de tus paredes cubriéndola con páginas de antiguos diarios o libros que pensabas desechar.

Por último, recuerda que a pesar de que una habitación low cost es el objetivo que te mueve las reglas son las reglas y saltarte alguna de las fundamentales puede hacer que tu decoración fracase… Recuerda: barato sí, ¡pero también decorativo!