Un granero convertido en un hogar neorústico
¿Has oído hablar en alguna ocasión del estilo neurústico? ¿No? Pues ya es hora de que lo hagas porque es uno de los estilos del momento. Para aclararte un poco en qué consiste, hoy vamos a presentarte un buen ejemplo de hogar neorústico ubicado en Suecia.

Esta espectacular casa ubicada en medio del campo, con un hermoso bosque a sus espaldas, era anteriormente un granero. Sin embargo, con unos cambios se ha convertido en una vivienda de gran belleza. ¿La quieres conocer?

Colores

Una de las claves de la belleza de esta casa son los colores escogidos para decorarla: tonalidades neutras como los blancos y los cremas. Estos tonos ayudan a crear una atmósfera más luminosa.

Un granero convertido en un hogar neorústico

Materiales

Estos colores junto a la madera, el material escogido para la estructura, los muebles y los accesorios, genera una atmósfera muy cálida. Eso sí, hay que tener en cuenta que también se hace uso del acero inoxidable para algunos elementos, como el tejado o los muebles de la cocina; y el microcemento, un básico de este estilo que es cálido y contemporáneo, además de versátil y neutro, por lo que queda bien con cualquier estilo decorativo.Sorprende que las ventanas y los suelos se hayan dejado sin el cubrimiento de los textiles, además de la escasez de cojines, muy típicos de las viviendas suecas.

Espacios abiertos

Uno de los básicos del estilo neorústico son los espacios abiertos, algo que puede observarse en esta casa. Para separar los ambientes se utilizan unas sutiles divisiones, como la isla de la cocina, la mesa del comedor o el sofá. De esta manera se consigue crear espacios diferenciados sin perder amplitud ni luz, dos elementos básicos para conseguir un hogar confortable y cálido.