Un jardín para los niños
El jardín es uno de los lugares de la casa que más disfrutamos junto a los nuestros durante esta época del año. En esta zona solemos tener cosas que hacen que nuestra estancia sea mucho más cómoda y placentera, como muebles o hamacas. En otras ocasiones utilizamos las zonas exteriores para instalar unos pequeños huertos o cultivar algunas plantas y flores. Sin embargo, este lugar es ideal para que disfruten y se desarrollen los más pequeños de la casa.

Los niños pueden disfrutar de sus ratos libres en el jardín y, además, es muy bueno para ellos que estén al aire libre y se olviden de los videojuegos y la televisión. A continuación vamos a darte una serie de consejos para que crees un jardín perfecto para esos “locos bajitos”.

Un jardín para los niños
Una de las primeras cosas que puedes hacer es destinar una zona de juegos para que los niños puedan disfrutar. Una buena idea es colocar arena para que caven y construyan castillos. Puedes crear una caja de arena tú mismo o comprarla, ya que no es muy cara.

Para que los niños nunca se aburran puedes colocar una canasta de baloncesto, un pequeño minigolf, ping-pong, una red de voleibol, una bolera, una diana, columpios, toboganes, cabañas… Es importante que las zonas de juego sean visibles desde la casa. Además, tienes que tener en cuenta que algunas plantas son tóxicas y debes evitar las que tengan pinchos o espinas.

Un jardín para los niños
Para que los niños estén en contacto con la naturaleza y de paso aprendan puedes colocar bebederos y comederos para pájaros, un pequeño observatorio meteorológico, estanques con fuente, cascadas… También puedes hacer que los niños participen en actividades de jardinería y dejarlos a cargo de una parte del jardín o, incluso, pueden tener el suyo propio. Los más pequeños podrán ayudar a regar las plantas.