Un original baño en negro
Generalmente asociamos el baño con los colores más claros que sugieren limpieza e higiene como pueden ser el blanco, el azul u otros colores claros. Ya era hora de ir rompiendo los moldes y, por eso, algunas marcas por fin se han atrevido a innovar y a dar un toque sofisticado a un espacio al que se suele dar una función más bien práctica.

Se trata de una tendencia que en los próximos años podría llegar con bastante fuerza a aquellos interiorismos que buscan diferenciarse con un toque elegante y distinguido: los sanitarios de porcelana en color negro.

Sí, seguramente te resultará un tanto chocante a primera vista, pero si te atreves a ir un poco más allá de tus prejuicios deberás reconocer que queda realmente bien.

Ahora bien, también es cierto que integrarlo en un diseño de interiores puede ser un tanto complicado. Si te ha gustado la idea y quieres llevarla a cabo lo mejor es que combines el lavabo, bañera, bidé e inodoro en negro con un entorno en el que predomine el blanco con el objetivo de hacerlo amplio y más luminoso.

Un original baño en negro
La cuestión de la iluminación es también esencial; procura que en ningún caso los sanitarios puedan crear una estancia oscura y apagada con una potente fuente de luz natural y una luz artificial que esté presente, además de en el techo como iluminación principal, en cada rincón que pueda necesitarlo.

Para dar un toque de color al diseño te aconsejamos buscar detalles y complementos en algún tono bastante llamativo: rojo, violeta, fucsia o verde pistacho son colores perfectos para este conjunto en blanco y negro.

Algunas de las marcas que lo ofrecen son la firma italiana Nic Design o Raifen, aunque de momento sólo está a la venta en las tiendas del Grup Gamma.