Un salón en la terraza
Cuando llega el buen tiempo la terraza a menudo se convierte en el espacio de reunión con la pareja, la familia o los amigos. En definitiva, nuestra casa se transforma e intercambia los papeles relegando el salón principal a un segundo plano y otorgando el protagonismo a los espacios exteriores.

¿Quieres saber cómo conseguir un espacio exterior tan acogedor, cómodo y elegante como el de tu propio salón interior? Echa un vistazo a este artículo y comienza a pensar ya en la decoración, ¡que el tiempo se te viene encima!

Lo primero que debes tener en cuenta es que la terraza ya no es un lugar secundario en tu hogar, por lo que deberás ser tan correcto decorativamente como en cualquier otro espacio interior.

En este sentido, debes hacer del espacio un lugar armónico e íntimo en el que el conjunto de elementos forme un todo, por lo que es imprescindible que utilices una misma línea decorativa en el mobiliario sin mezclar elementos de distintas formas, materiales, colores o estilos.

Un salón en la terraza
También es importante que sigas un mismo estilo en lo que concierne a la decoración, lo que entre otras cosas conseguirás con el correcto uso y combinación de los colores: Escoge no más de tres tonos principales y combínalos si te apetece con detalles de otros distintos para romper con la monotonía del espacio pero sin recargar.

Dado que la idea es trasladar el salón al exterior, en este espacio deberás tener aproximadamente las mismas áreas que en el tradicional: Establece, como mínimo, un espacio en el que poder llevar a cabo tus comidas o reuniones familiares (mesa y sillas) y otro para el relax (un pequeño sofá para un par de personas, algunos pufs y hasta cómodas tumbonas).

Recuerda por último que es también importante pensar en la mejor ubicación para el ‘salón’, pues unas buenas vistas son fundamentales para conseguir un espacio más hermoso y relajante.