Un sofá puzzle para niños
En cuestión de decoración del hogar, siempre te hablo de lo estupendo que es adquirir muebles que, a la vez que estéticos y modernos, también sean funcionales. Pues bien, si hablamos de niños, y a esa teoría podemos añadirle la diversión, seguro que triunfamos. Los diseños más modernos y vanguardistas en mobiliario no dejan de crecer y crear nuevas formas que nos sorprenden a cada paso. A mí me resultó maravilloso el hallazgo de este sofá infantil, que parece ser creado por las diversas formas que tiene un puzzle, aún más, una sonrisa nostálgica se me escapó cuando me hizo recordar las innumerables partidas de tetris que he jugado en mi vida.

A primera vista resulta muy estético, colorido y singular, pero a todo ello hay que añadirle, como es lógico cuando hablamos de muebles para niños, que está elaborado con todas las garantías de seguridad, tanto en su diseño como en los materiales utilizados para su fabricación, que son altamente resistentes y no tóxicos. Pensando en el público al que va destinado, su cubierta es de poliuretano, lo que facilita su acción anti-manchas, y un mantenimiento muy sencillo, ya que puede limpiarse fácilmente con un paño húmedo. Sus medidas son de 1´6 m de ancho, por 1´4 de largo, y 0´20 de alto, y pesa 22 kilos.

El sistema de piezas encajables permite su uso como colchón de juegos, cuando está totalmente horizontal; así como de corralito, si quitas las piezas del interior; y finalmente, como sofá, cuando así desees montarlo. Además de la diversión, este sofá puzle desarrollará la inteligencia y la fantasía de los más pequeños, ya que podrán ir desarrollando diversos juegos y aventuras, plagados todos ellos, de imaginación. Un sofá pensado, por fin, para ellos, y que todas sus características le ha hecho merecedor del prestigioso premio alemán iF Design Award 2010.