Una casa decorada a prueba de bebés
Cuando llega un bebé al mundo es la alegría más grande de unos padres y habitualmente la casa a la que llega el recién nacido está decorada teniendo en cuenta la vida de solteros o la vida en pareja sin bebés, por lo que a medida que el bebé va creciendo y queriendo explorar su entorno, resulta conveniente ir adaptando la casa para evitar posibles peligros innecesarios ante la curiosidad del pequeño. Y es que mientras experimentas la gran experiencia de ser padres por primera vez también empezarás a darte cuenta como la decoración de tu hogar empieza a cambiar.

Tener juguetes por el medio, quitar las cosas puntiagudas o que puedan ser un peligro, tener pañales en cualquier lugar, la crema del bebé encima de la mesa del comedor, y un largo etc. son los más habituales a tener en cuenta. Si es tu segundo o tercer hijo es probable que ya sepas la mayoría de cosas que hoy te cuente, pero quizá se te escape algo, así que no pierdas detalle porque hoy quiero darte algunos consejos para que decores tu casa a prueba de bebés.

Organización y seguridad

Cuando va a llegar tu bebé al mundo tu vida empezará a cambiar pero también tendrás que pensar en tu casa y tenerla prevista antes de tiempo, no vayas “a salto de mata” porque te podrás agobiar al descubrir aquello que no está bien en la decoración porque tu bebé lo ha descubierto antes de tiempo.

Organiza tu hogar según las necesidades que tendrá tu bebé así que lo primero que tendrás que pensar es en su seguridad porque cuando empiece a moverse supondrá todo un reto en la decoración. Por este motivo deberás tener todos los enchufes con cobertores que son como un tapón para que los niños no puedan meter los dedos en el enchufe.

Una casa decorada a prueba de bebés
También resulta ideal que si tienes mesitas pequeñas con puntas puntiagudas las puedas cubrir con cobertores de goma especiales para las mesas con picos y así evitarás muchos chichones innecesarios.

En tu dormitorio

Durante los primeros meses de vida del pequeño lo habitual es que los bebés duerman en la habitación de sus padres, por lo que te aconsejo por tu comodidad que organices cerca de tu cama un rincón donde poder colocar la cuna, el cambiados y que puedas guardar todas las cosas necesarias para el bebé como los pañales, la ropita diaria, la cremita del pañal, las toallitas, etc.