Una mesa que parece agua
Dentro del mundo de la decoración, hay una gran variedad de piezas que destacan por su funcionalidad, así como otras lo hacen por estar dotadas de un diseño exclusivo y muy original. Este podría ser el caso de Liquid Glacial, una mesa que parece estar hecha de chorros de agua, por lo que su aspecto es totalmente novedoso y llamativo, además de muy futurista. Un diseño de la arquitecta Zaha Hadid que está perfectamente logrado.

Esta mesa tan original refleja una sombra que aún le da mayor realismo a la sensación acuática que pretende ofrecer, especialmente dependiendo del punto de luz que se proyecte en su entorno, así como del suelo sobre el que se ubique. Incluso hasta podríamos decir que parece moverse con cierta sinuosidad, un efecto óptico que resulta altamente relajante.

El diseño

Una mesa que parece agua
Liquid Glacial es un diseño que se ha logrado a base de trabajar con muchísima maestría el acrílico para darle la forma deseada tanto a las ondulaciones como a las bajantes de agua que simulan ser sus patas, las cuales se muestran como chorros en espiral a modo de remolinos. Un diseño que se realiza a mano en cada una de las piezas que se encarguen, la única manera de conseguir que el resultado final sea tan auténtico como el que podemos ver en todas estas fotografías, tomadas desde varias perspectivas. Así que podemos hablar de una auténtica pieza de artesanía.

Los acabados

Una mesa que parece agua
Esta mesa también se realiza en cristal tintado que puede mostrarse en acabado verde o negro, pero obviamente, ninguno de ellos adquiere el mismo realismo que le otorga el transparente, el único capaz de imitar por completo el aspecto del agua tanto en movimiento como en calma. Aunque por lo menos existe la posibilidad de elegirla en otros colores, algo que nunca está de más.