Una original cocina integrada en el salón
Las viviendas de antigua construcción disponían de diversas estancias y todas ellas eran de grandes dimensiones; en la actualidad, las construcciones más modernas le quitan metros a espacios tan necesarios como la cocina. Un tiempo después, se pusieron de moda los lofts, viviendas que no cuentan con más tabique que el de separación del cuarto de baño y, en ocasiones, también el de la habitación o dormitorio. Afortunadamente, lo que antes era una construcción determinada ha dado paso a una tendencia concreta, y esto da como consecuencia la eliminación de algún tabique estratégico, decorando así tu vivienda con un “estilo loft”, aunque no lo sea.

El concepto de compartir cocina y salón en una misma estancia no es nuevo, lo que sí es toda una novedad es la forma de llevarlo a cabo en la actualidad. Ya no es necesario disponer de una barra americana, ni de cambiar excesivamente el color y los materiales de suelos y paredes para diferenciar ambas zonas, lo último en decoración de interiores es integrar la cocina al salón, de modo que quede como parte imprescindible del mismo. Una pequeña cocina, pero muy completa, donde todos los electrodomésticos conforman parte del entorno, y donde unos muebles en blanco lacado y madera conjugan perfectamente con el resto de la estancia.

Un diseño como el de la fotografía, donde se aprovechan al máximo todos los rincones, incluso desde la entrada, donde se han integrado unas alacenas bajas que bien podrían formar parte de un recibidor. La mesa, colocada estratégicamente delante de un banco cuyo respaldo es la propia encimera. Un precioso diseño global, que te conduce de la cocina al salón de un modo casi imperceptible. Un tabique eliminado que ha hecho de tu casa una estancia confortable, única y muy original. Un nuevo concepto de cocina-salón de gran belleza y funcionalidad.