Cómo usar la pintura para actualizar estancias
No es algo nuevo si te digo que los colores en las paredes de las estancias pueden hacer mucho sobre tu estado de ánimo y sobre lo que percibes de la habitación nada más entrar, es el poder de los colores. Los colores pueden hacer que nuestras emociones afloren o se apaguen y deberás escoger la pintura adecuada dependiendo de lo que quieras conseguir en una habitación en concreto.

Si quieres renovar o actualizar una de tus estancias, parece que hacerlo con pintura puede resultar más económico y fácil que cambiar todos los muebles o los textiles de la habitación (además que si son elementos que están en buen estado no tendría mucho sentido cambiarlos por otros). La pintura puede hacer que una estancia neutra pase a ser vibrante, que una cocina blanca pase a una cocina alegre, que un cuarto de baño aburrido pueda ser todo un spa… ¿quieres saber más?

En el dormitorio

El dormitorio es una estancia donde debes descansar y encontrar la máxima relajación para que acabar y comenzar el día sea algo bueno para ti. Olvida esos colores llamativos o demasiado alegres y céntrate más en escoger colores como los verdes, los azules o los neutros para encontrar la calma y la serenidad. Si te gustan los tonos algo más serios, puedes optar por colores como los grises (en tonalidades más claras).

Cómo usar la pintura para actualizar estancias

En la entrada

Si quieres agregar un poco de color vibrante a tu hogar, el mejor lugar para hacerlo sin duda es la entrada o el vestíbulo. Te aconsejo que uses colores como el naranja, el amarillo o el verde limón. Son colores cargados de energía que te harán sentir mucha vitalidad tanto al salir como al entrar de casa. Y si además combinas estos colores con otros que encajen con los elementos que uses (percheros, consola, banco para quitarse los zapatos, etc.), ¡mejor que mejor! También puedes colgar fotografías personales tuyas y de tus familiares para disfrutar de tus recuerdos siempre que quieras.

La cocina

En la cocina puedes encontrar un sinfín de posibilidades para disfrutar de los colores y de todo lo que tiene para transmitirte. Por ejemplo si has tenido mucho tiempo tu cocina de color blanco o en un color más neutro, es hora de que pases a un color con más energía y que lo combines con otro más claro como el verde y el amarillo pastel. Aunque también puedes pensar en dos tonalidades del mismo color para poder seguir la continuidad del tono. Pero si estás cansando de una cocina llena de color, puedes optar por un cambio más claro para encontrar la calma. Recuerda que si tienes en cuenta la pintura de los gabinetes para poder combinar mejor los colores, tendrás un resultado mucho más atractivo.

Cómo usar la pintura para actualizar estancias

En el comedor

El comedor es una zona donde te gusta compartir momentos con tus familiares y amigos, por lo tanto es especial. Lo ideal es que te centres en colores neutros para no sobrecargar el ambiente pero que no olvides que el techo puede ser tu aliado. Si por ejemplo tienes las paredes de color blanco, ¿qué te parece usar un color más atrevido para el techo como el verde limón? Es necesario que tengas en cuenta el espacio del que dispones para saber si prefieres que la estancia parezca más grande o más pequeña… y en base a eso tendrás que escoger colores más claros o más oscuros.

Cómo usar la pintura para actualizar estancias

En el salón

En el salón puedes tener más libertad a la hora de escoger colores ya que es una estancia mucho más informal. Si quieres pintar en una pared de acento eres libre de hacerlo, o si quieres escoger un color atrevido, ¿quién te lo impide? ¡Lo que importa es que combine!