Cómo utilizar el color verde en la decoración
El color verde es uno de los que más variantes ofrece a nivel decorativo, ya que tiene una amplia gama de tonalidades, como oliva, hierva, pino, pastel, menta, lima… Sin duda es un color perfecto para aportar frescura y alegría a cualquier estancia o ambiente, tanto siendo el protagonista como estando únicamente en los pequeños detalles.

Es el color que se asocia a la esperanza, la positividad, la armonía y la paz, un color que trasmite muy buenas sensaciones y que proporciona ambientes relajantes. Además, encaja a la perfección con cualquier estilo decorativo y combina con muchísimos colores, por lo que ofrece un gran repertorio de posibilidades. ¿Quieres saber cómo decorar en verde? ¡Toma nota!

Decorar en verde

Paredes verdes

Cómo utilizar el color verde en la decoración
Si eres una persona atrevida y quieres crear un contraste que también lo sea, apuesta por el verde para pintar las paredes, o bien para que sea el color de algún papel pintado que pongas en ellas. Cada tonalidad proporciona diferentes sensaciones, así que ten muy en cuenta la que quieres elegir antes de ponerte manos a la obra. Ten claro también que es un color muy especial y que puede cansarte si lo pones en toda la pared, quizás es buena idea solo en una parte, o combinado con otro.

Elementos decorativos

Cómo utilizar el color verde en la decoración
Si no quieres apostar por el verde a grandes rasgos, como por ejemplo en las paredes, una buena manera de hacerlo es utilizándolo en detalles. Para eso, nada mejor que los elementos decorativos, incluyendo los textiles como cortinas, cojines o alfombras. Dará un toque muy especial a tu hogar si tienes algún mueble en este color, o bien en otro color pero con los tiradores o la puerta en verde. Todos estos detalles le darán mucha personalidad, carácter y peso visual a la estancia, sea cual sea.

Elementos naturales

Cómo utilizar el color verde en la decoración
Otra manera de introducir el verde en la decoración es por medio de elementos naturales, especialmente las plantas, siendo además una opción fresca que aportará un toque de color muy interesante a cualquier rincón. Puedes utilizar plantas que solo sean verdes o bien con flores para que haya mayor colorido, frescor e, incluso, aroma.

¿Cómo combinar el verde?

Cómo utilizar el color verde en la decoración
– Verde y blanco: es una de las combinaciones más habituales, una apuesta segura en cualquier estancia y que crea un entorno ligero, agradable y luminoso.

– Varios verdes: utilizar varias tonalidades de verde es otra gran opción, ya que puedes lograr una estética sorprendente y llamativa.

– Verde y tierra: los colores tierra, como marrón o arena, son perfectos también para combinar con el verde. Puedes jugar con las tonalidades según el segundo color, por ejemplo, si es marrón, apuesta por un verde en tonos claros para que el ambiente no sea muy oscuro.

Como ves, el color verde puede ofrecer muchas posibilidades y variantes a la hora de decorar cualquier espacio. ¿Conoces algún otro consejo que venga bien para utilizarlo? ¡Compártelo con nosotros!