Ventajas de la bomba de calor
Si buscas una alternativa a la calefacción tradicional te recomendamos la bomba de calor, que permite climatizar los hogares de manera ágil y adaptada a las nuevas necesidades climáticas, proporcionando confort y permitiendo un mayor ahorro energético, lo que también repercute en las facturas.

De hecho, el uso de una bomba de calor puede suponer un ahorro de hasta 1.354 euros al año en calefacción. Por eso, aunque supone una inversión inicial superior a la de otros sistemas, se puede amortizar en poco tiempo. Pero esta no es la única ventaja de las bombas de calor. ¿Quieres saber por qué debes escoger este sistema? ¡Pues atento!

Mayor eficiencia

Las bombas de calor son el mismo sistema que hay dentro de los frigoríficos y aires acondicionados: absorben el calor de un sitio y lo bombean hacia otro. Al parecer, calientan con una eficiencia de hasta cinco veces superior a la de un sistema de calefacción basado en combustibles fósiles o energía eléctrica. Sin embargo, lo mejor es que utilizan el aire como fuente de intercambio de energía, lo que supone un aprovechamiento gratuito de energía.

Ventajas de la bomba de calor

Refrigeración y flexibilidad

Otra de las grandes ventajas de las bombas de calor es que además de calefacción, proporcionan refrigeración, por lo que es un método muy polivalente. No queremos olvidarnos de su flexibilidad, otra de sus grandes ventajas. Y es que este tipo de sistemas son muy fáciles de integrar con otras formas de energía renovable, como puede ser la solar térmica.

Tecnología Inverter

Sin embargo, para climas demasiado fríos las bombas de calor no son recomendables a menos que cuenten con la tecnología Inverter, que dispone de un compresor de potencia adaptable. Este tipo de compresor funciona siempre con una potencia adaptable, trabajando con más fuerza cuando la temperatura se aleja de lo que marca el termostato, y con menos fuerza cuando el cambio de temperatura es más suave.