Ventajas de las estufas de pellets
Todavía faltan unas largas semanas para que finalice el invierno, así que es importante que estemos bien equipados para hacerle frente al frío. Así, si hay algo que no debería faltar en los hogares durante esta época del año es un sistema de calefacción que mantuviera el hogar resguardado de las bajas temperaturas. Una de las mejores opciones son las estufas de pellets, que han sido diseñadas para sacarle todo el partido a este combustible tan económico: incorporan la electrónica para conseguir una eficiente gestión de su alto rendimiento calorífico, optimizan el funcionamiento y simplifican el manejo.

Gracias a este tipo de estufas podrás ahorrarte en calefacción desde un 50% hasta más de un 60%. ¡Pero eso no es todo! Las estufas de pellets esconden un sinfín de ventajas. ¿Las quieres conocer?

Gran potencia térmica global

Una de las principales ventajas de las estufas de pellets es que se trata de biomasa en estado puro. Esto quiere decir que los pellets son un combustible granulado que se obtiene mediante el prensado de serrín de madera y restos de talas, por lo que no incluyen ni pegamentos ni otros aditivos.

Ventajas de las estufas de pellets

Más calor por menos dinero

Otra de las ventajas de este tipo de estufas es que los pellets de calidad producen una óptima combustión y un alto rendimiento calorífico gracias a su baja humedad residual. Además, son un combustible económico, dado su origen como desechos y la proximidad con sus lugares de producción.

Ecológico

Por supuesto, no podemos olvidarnos de que se trata de un sistema ecológico, ya que la combustión de pellets produce una baja emisión de dióxido de carbono. Se considera CO2 neutral, por lo tanto no alimenta el efecto invernadero. Además, puedes usar sus cenizas como fertilizante para tus plantas. De la misma forma, se trata de una fuente de energía abundante y renovable, ya que la industria maderera y la limpieza de bosques de gestión sostenible generan permanentemente restos que se aprovechan para pellets.

Poco almacenaje

Por último, hay que decir que su almacenaje exige muy poco espacio, ya que se comercializan en prácticos sacos fáciles de guardar.