Ventajas de los colores pastel en la decoración

Los colores pastel son un clásico en la decoración, ya que encajan en prácticamente todos los estilos y aportan aspectos muy positivos en cualquier estancia de la casa. Se pueden combinar de muchas maneras ya que hay una gama muy amplia, siendo los más utilizados el azul celeste, rosa palo o vainilla, entre otros.

En un principio estaban especialmente indicados para habitaciones de bebés, pero lo cierto es que hoy en día se utilizan en cualquier espacio, logrando con ellos resultados espectaculares que aportan calma, tranquilidad y relajación. Tanto en paredes como en textiles o accesorios, los colores pastel son tendencia en decoración de interiores.

Principales ventajas

La más interesante es que hay mucha variedad, por lo que se pueden aplicar infinitas combinaciones. Si además los utilizas en los complementos, pues muchas más. Los tonos pastel combinan muy fácilmente entre sí, así que puedes lograr ambientes originales y totalmente adaptados a ti. Por ejemplo, el azul celeste queda muy bien con el rosa palo o el vainilla, mientras que el verde claro lo puedes combinar también con muchos otros.

Ventajas de los colores pastel en la decoración
Pero no todo tiene por qué ser pastel, puedes utilizar estas tonalidades en gran medida y otras más oscuras en pequeños detalles. Por ejemplo, el celeste queda genial con el marrón, el vainilla con el naranja… deja volar tu imaginación y verás que descubres mezclas realmente interesantes para cada estancia de tu hogar. Puedes utilizar un tono para las paredes y el otro para textiles o complementos, o bien los dos en cada cosa.

Otra ventaja muy interesante es la mencionada al principio, el hecho de que encajen a la perfección con casi todos los estilos decorativos. Si quieres triunfar con una decoración espectacular, utiliza tonos pastel en estilos vintage, retro o shabby chic, son tendencia y los resultados son verdaderamente llamativos e increíbles.

Ambientes relajados

Ventajas de los colores pastel en la decoración
Si buscas una decoración que te permita disfrutar de un ambiente tranquilo que llame a la relajación, las tonalidades pastel son sin duda las más adecuadas. Incitan al descanso, así que son colores perfectos para dormitorios, tanto de adultos como infantiles o juveniles. Por si esto fuera poco, aportan mucha luminosidad, lo que hace que los espacios parezcan más amplios.