Ventajas de decorar con espejos
Decorar con espejos es una excelente solución para tu hogar, ya que tiene ventajas tan interesantes como que los espacios serán visualmente más amplios, algo que se puede aprovechar muchísimo para lograr resultados espectaculares. Si no te has decidido aún a utilizarlos, te aseguro que después de leer este artículo cambiarás de opinión y querrás sacarles el máximo partido.

Grandes, medianos, pequeños, cuadrados, redondos, rectangulares… Actualmente puedes encontrar una gran variedad de espejos para todas las estancias de tu hogar, e incluso también muchos para espacios exteriores. Puedes tener claro que existe el espejo perfecto para ti. Hoy me gustaría centrarme en los muchos beneficios que podrás tener en tu hogar si decoras con espejos, sigue leyendo y descubre los más interesantes.

Amplitud

Ventajas de decorar con espejos
La ventaja más interesante es la que destaqué en el primer párrafo, es decir, lograr espacios visualmente más amplios. Gracias al reflejo propio de la habitación, un dormitorio puede llegar a parecer el doble de grande de lo que es, y eso es sin duda muy beneficioso, especialmente si realmente son pequeños. Podrás conseguir esta gran ventaja poniendo un espejo en la puerta de un armario empotrado, pero es recomendable que no esté directamente a la vista cuando te despiertes, según el Feng Shui.

Luminosidad

Ventajas de decorar con espejos
También aportan mucha luz, por lo que son ideales para estancias en las que no hay mucha luz natural, como por ejemplo el baño. Deberás colocarlo justo enfrente de un punto de luz, ya sea artificial (una lámpara o foco) o natural (una ventana). Sí es importante que sepas que para lograr mayor luminosidad no deberá estar enfrente de una pared vacía, ya que su reflejo será soso y no aportará ni luz ni nada a la estancia.

Muy prácticos

Por último, no podemos olvidar su principal función, que es la de mostrar tu reflejo para ser de ayuda cuando te peinas, maquillas, etc. En todos los hogares hay al menos uno, especialmente en el cuarto de baño, ya que resulta de gran utilidad en esa estancia tanto para hombres como para mujeres. En el dormitorio puedes poner uno de cuerpo entero para poder verte bien al vestirte, mientras que en el salón queda genial una composición de varios pequeños, muy llamativos a nivel decorativo.