Ventajas del granito para la cocina
Si estás pensando en remodelar tu cocina y no tienes claro qué materiales utilizar, hoy vamos a serte de gran ayuda. Una de las partes fundamentales de la cocina, ya que recibe casi todo el trabajo duro, es la encimera y, como habrás podido comprobar, los materiales para fabricarlas son muchos.

Sin embargo, hoy queremos hablarte de un cásico en las cocinas de ayer y de hoy, que permite infinitas aplicaciones, tanto en interiores como en exteriores. Estamos hablando del granito, una roca ígnea de gran belleza con una composición que le otorga una dureza muy alta y una gran resistencia a la abrasión, además de otras muchas ventajas que seguro quieres conocer, ¿verdad?

Ventajas del granito para la cocina

Una amplia variedad

En el mercado encontrarás una gran variedad de formatos, tonos y colores de granito, que pueden emplearse tanto en arquitectura de exteriores como de interiores. Su aspecto final depende del tamaño de los cristales y su colorido viene determinado por el tipo de feldespato y la mínima presencia de otros minerales. De esta manera, ningún granito es igual a otro.

Perfecta para la cocina

El granito dispone de un acabado fresco y natural al tacto, lo que lo convierte en el material ideal como superficie para preparar alimentos. También destaca por sus bellos acabados, su superficie lisa y su máximo brillo. Además, al tener una porosidad casi nula, los alimentos se pueden manipular con total seguridad.

Ventajas del granito para la cocina

Máxima resistencia

Como te hemos comentado, el granito tiene multitud de ventajas: su color es inalterable a los rayos del sol, es resistente al rayado y a todo tipo de agentes cáusticos y es la piedra natural más dura, superior a todos los materiales sintéticos.

Un material ecológico

Además de todo lo anterior, el granito es un material ecológico que respeta todos los procedimientos de extracción y manipulación sostenibles para no perjudicar el medioambiente. Al ser una piedra natural, no está tratada químicamente ni contiene residuos sintéticos.