Ventajas e inconvenientes de tener una cocina americana
Hace unos días escribí un artículo centrado en las barras de cocina americana, muy de moda en los últimos años, y hoy me gustaría centrarme en algo similar como son las cocinas abiertas en general. Este tipo de cocina, muy propia de las casas norteamericanas, es perfecta para espacios abiertos, como los lofts, pero hoy en día se puede encontrar en prácticamente todo tipo de pisos y casas.

Las cocinas americanas tienen ventajas e inconvenientes, es cuestión de analizar ambos lados de la balanza para saber si te compensa tener una así en tu hogar, ya que cada persona tiene sus necesidades y lo que para mí es una maravilla puede ser un incordio para otro. Toma nota de todos los aspectos que debes tener en cuenta para así poder decidir si quieres o no una cocina abierta en tu hogar.

Sus ventajas

Ventajas e inconvenientes de tener una cocina americana
– Más luz natural: estas cocinas suelen tener grandes ventanales, lo que hace que al no haber pared se pueda disfrutar de mayor iluminación natural. Esto beneficia al salón y todo lo que haya en esa zona, y además te permitirá ahorrar en el consumo eléctrico y lograr un ambiente más cálido y agradable.

– Amplitud: no cabe duda de que una cocina abierta y conectada con el salón hace que el espacio parezca mucho mayor, lo que te vendrá genial, especialmente si tu hogar no es muy grande. Además, hay cocinas muy pequeñas, por lo que poder estar en ella sin esa sensación de agobio es ideal.

– Interactuar: al estar en el mismo espacio que el resto de la familia, puedes estar de charla mientras cocinas, o bien seguir tu programa de televisión favorito. También es ideal para controlar a los niños.

Sus inconvenientes

Ventajas e inconvenientes de tener una cocina americana
– Olores: las campanas extractoras no siempre absorben todos los olores, por lo que es posible que algunos permanezcan durante un tiempo, algo muy molesto si después estás de relax en el salón y no consigues deshacerte de ese olor a pescado. Esto sin duda no sucede con una cocina convencional.

– Ruidos: la olla a presión, la freidora, la batidora y algunos utensilios más hacen mucho ruido cuando los utilizas, y eso molestará a quien esté en el salón, especialmente si está leyendo, descansando o haciendo alguna actividad que requiera concentración.

– Distracciones: hay personas que pasan mucho tiempo en la cocina para quitarse el estrés, disfrutando así de un espacio propio en el que poder relajarse. Todo eso desaparecerá con una cocina americana, ya que habrá más distracciones por parte de otras personas que también estén en la casa.

Fotos de cocinas americanas